Efectivos de la Guardia Civil han procedido a la detención en las provincias de León y Lugo, de un total de 11 personas por delitos de Falsedad documental, usurpación de estado civil y pertenencia a grupo criminal, por la falsificación mediante procedimientos informáticos de documentación para obtener créditos financieros. Además, se utilizaba un sello oficial robado de una entidad bancaria, para dar más credibilidad a las falsificaciones.

El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (G.I.A.T. Central), abrió la denominada “Operación ZINA”, en la que procedió a la desarticulación de una organización delictiva, que se encargaban de captar personas de escasos recursos económicos, los cuales por una cantidad económica, se ofrecían como titulares para la adquisición de vehículos de alta gama.

La organización criminal primero realizaba una búsqueda de personas por la zona de La Bañeza, a los que en ocasiones llegaron a amenazar y amedrentar. Una vez captados se les pedía la documentación necesaria para la concesión de un crédito en una entidad financiera y a continuación esta era enviada vía telemática a un concesionario automovilístico de la provincia de Lugo.

Una vez aprobada la financiación por el concesionario tras una análisis de riesgo ficticio, se firmaban los contratos de compra-venta, y rápidamente se retiraba el vehículo con la documentación original del establecimiento de venta, para seguidamente realizar una segunda reventa, y así eludir la inscripción en el registro de bienes inmuebles. La reventa del vehículo de alta gama se realizaba por un precio muy inferior al precio de venta al público en concesionario.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos