El Partido Comunista en El Bierzo se solidariza con los trabajadores de UMINSA que se enfrentan a un nuevo ERE. El sector de la minería agoniza en nuestra comarca por las políticas de la UE, el consentimiento de los gobiernos, eléctricas privadas que solo buscan beneficios y empresarios corruptos, afirman los comunistas.

El último ERE en UMINSA se une a los recientes de Astur-Leonesa en Cerredo, a la sangría de despidos de las tan olvidadas subcontratas, a los cierres de explotaciones en esta comarca y otras. Además de la otra cara de la moneda que es la producción de electricidad con las amenazas de cierre que penden sobre Anllares y Compostilla. Esto pone de relieve lo que desde el PCE vienen denunciando, “la necesidad de una planificación y propiedad estatal del sector energético y minero en nuestro país”. “El Estado debe hacerse cargo de la extracción, transformación y distribución energética. Las SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) tiene que asumir la propiedad de las empresas mineras –pasándolas a HUNOSA- y recuperar las eléctricas como Endesa, única garantía de viabilidad para un sector clave en términos de empleo, riqueza y soberanía energética”.

El PCE berciano dice que es necesario lograr la máxima unidad entre mineros de las diferentes empresas y de estas con los trabajadores de las centrales de Compostilla y Anllares. “Ambos colectivos son rehenes de una política energética al servicio de los intereses de una minoría que no les interesa ni nuestra comarca ni sus trabajadores y cuando ya no les servimos plantean cierres”.

El PCE tiene claro que es necesario hacer una apuesta por un cambio de modelo en beneficio de la mayoría social. “Desde el PCE y la UJCE reivindicamos que es necesaria la propiedad pública de los principales sectores de la economía como el minero-energético, cuestiones claves para crear más empleo, con más derechos y poner El Bierzo a producir”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos