Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras han acordado la convocatoria de cuatro jornadas de huelga los días 23, 24, 30 y 31 de mayo como protesta por los recortes del Ministerio de Industria al sector. Este calendario de movilizaciones coincide en el tiempo con el inicio de un encierro indefinido en la explotación de Alinos, en Santa Cruz del Sil, perteneciente a Uminsa.

En 2010 las manifestaciones abarrotaron el Bierzo 

El acuerdo de movilizaciones acordado este lunes en Oviedo contempla una concentración el día 24 de mayo en cada una de las comarcas mineras, mientras el día 31 la manifestación será conjunta en Madrid.

De esta forma, los sindicatos exigen al Gobierno de Rajoy que “cumpla con sus compromisos”, lo que implica dar marcha atrás en los recortes presupuestarios que, a juicio del sector, supone la defunción de la minería este mismo año.

Así las cosas, la partida presupuestaria destinada a la producción de carbón pasa de 703 millones de euros en 2011 a 253 en 2012, un 64% menos. Análogamente, las empresas pasarán de percibir 301 millones de euros a 111 millones. En cuanto a las infraestructuras caen un 39%, de 167 millones a 101; las ayudas a proyectos empresariales pasan de 167 a 39 (76,6% menos) y las becas prácticamente desaparecen, pasando de 56 millones a 2, un 99% de caída. “Una agresión nunca vista”, calificó el secretario de Industrias Extractivas de la Federación de Industria de CCOO, Juan Carlos Álvarez Liébana.

Los sindicatos coinciden con la patronal en que el Gobierno “no pretende más que el cierre del sector” toda vez que las comarcas mineras se ven abocadas, dicen, “al desarraigo social y económico”.

Los sindicatos han dejado claro que se ha roto el diálogo social que ha desembocado en estas medidas con las cuales exigen soluciones para garantizar la supervivencia del sector. La exigencia al Gobierno se centra en que “cumpla su compromisos”.

El primer encierro minero en Santa Cruz del Sil al margen del calendario de movilizaciones aprobado en Asturias

El primer encierro por la situación de la minería se ha producido en Santa Cruz del Sil, esta misma mañana. En esta explotación de la empresa Unión Minera del Norte, en el pozo Alinos, ocho trabajadores permanecen en el interior y lo harán de forma indefinida como forma de expresar así su “inquietud” ante los recortes.

Estos trabajadores encerrados representan casi el 10% de la plantilla, que ronda los 80 trabajadores. Entraron en el turno de la mañana y han anunciado su intención de no abandonar el pozo hasta que haya alguna solución al margen del calendario de movilizaciones aprobado esta mañana en Oviedo.

En el año 2012 las protestas mineras desembocaron en dos encierros, uno de ellos en Palencia y otro en Torre del Bierzo.

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos