“Salvo en Bembibre, la reindustrialización no ha creado alternativas”

La Comisión Ejecutiva de Juventudes Socialistas de El Bierzo ha hecho público su “total apoyo” al sector del carbón, “ante la nueva crisis provocada por el actual Gobierno”, ya que su supervivencia la consideran vital, tanto para garantizar la soberanía energética del país como para que la palabra futuro tenga algún significado en las cuencas mineras

Los jóvenes socialistas creen que un país como España no puede prescindir en materia energética de sus principales recursos autóctonos, las renovables y el carbón, por lo que alzan la voz en contra de la política del Gobierno de apoyo total a la energía nuclear y a las centrales de ciclo combinado, ya que, según afirman, “aparte del peligro que entraña la nuclear, nos hacen más débiles frente al exterior, puesto que ni de uranio ni de petróleo España está sobrada”.

El apoyo al sector del carbón incluye al conjunto de sus trabajadores y al resto del tejido económico de las cuencas, que sin el carbón, entienden que estaría abocado a la práctica desaparición. Las juventudes socialistas apuestan por el mantenimiento del carbón más allá del 2018, con independencia de su gestión empresarial en manos públicas o privadas, “para garantizar al conjunto de la sociedad española solvencia energética y a las cuencas mineras el futuro que merecen”, ya que consideran que los sucesivos planes de reindustrialización, salvo honrosas excepciones como Bembibre, no han surtido una actividad económica con fuerza capaz de ser alternativa a la extracción carbonífera.

Por todo ello anuncian su presencia en la manifestación convocada el viernes 25 en Villablino, y quieren recordar que “en cuanto al carbón no es lo mismo un gobierno socialista que un gobierno conservador”, y eso queda demostrado a su juicio, contraponiendo la actual situación con los esfuerzos del anterior gobierno, que apostaba por el carbón en Europa y por su combustión limpia a través de la CIUDEN.