En torno a 12.000 manifestantes según los sindicatos, y 5.000 según la policía, se dieron cita en Madrid para protestar contra el recorte de más de un 60% en las ayudas pactadas y firmadas del Plan del Carbón. La manifestación partió a las 11:30 desde el estadio Santiago Bernabeu en dirección al Ministerio de Industria, que se encontraba fuertemente protegido por numerosas efectivos policiales. Un dispositivo desproporcionado, como si de un momento a otro estuvieran esperando el asalto de las fuerzas enemigas.

El recorrido, que se inició bajo el lema "Por el futuro del carbón autóctono y la reactivación de las comarcas mineras. Por el empleo", transcurrió con mucho estruendo, entre petardos y consignas como "Aquí están, estos son, los que sacan el carbón". Al llegar frente al ministerio, cerrado a cal y canto, lanzaron varios petardos al interior de la verja, llegando a ocasionar la rotura de un cristal del anejo Ministerio de Economía a causa del ruido.

Los manifestantes fueron conminados a abandonar el lugar y dispersarse por parte de la policía, incluso antes de que tuvieran lugar los discursos del cierre de la manifestación, donde los sindicatos anunciaron que estaban dispuestos a llegar hasta el final en defensa de la minería, de los puestos de trabajo y del futuro de las cuencas mineras, con palabras de recuerdo también para los encerrados en Asturias y Santa Cruz del Sil.

Ante la resistencia de los mineros a abandonar la zona se produce una primera carga policial, y los manifestantes fueron retrocediendo hasta llegar al Santiago Bernabeu, donde se encontraban los autocares en los que habían llegado hasta Madrid. En esos momentos, tras las provocaciones de algunos manifestantes y, más incomprensiblemente, de algunos policías que se supone que estaban allí para garantizar el orden, se produce una “carga brutal”, que finaliza con dos detenidos por “alteración del orden público” y varios contusionados, entre los que se encuentran varios manifestantes, cuatro policías y dos periodistas (3 manifestantes, 3 policías y 2 periodistas necesitaron atención hospitalaria).

Según información de la agencia Efe que citan varios diarios como ABC, El Heraldo o Expansión, el secretario de Minería de FIATG-UGT en Castilla y León, José Manuel Álvarez, explicó que estas detenciones han sido injustificadas y que él mismo ha presenciado cómo la Policía detenía y esposaba a una persona "que simplemente estaba paseando".

Tras la jornada de protesta los mineros regresan cansados, pero con el ánimo intacto para seguir luchando por su futuro y por lo que creen que es justo: que el Gobierno mantenga los compromisos pactados y firmados en el actual Plan del Carbón. 

 

 

 

Bembibre Digital y Fórmula Hit Bierzo quieren agradecer a los sindicatos UGT y CC.OO, especialmente a Dani y Fran, los organizadores del viaje a Madrid, por haber facilitado el desplazamiento de estos medios y la consiguiente cobertura informativa.

warhol_360