El trámite parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado se comenzará a debatir el próximo lunes, día 18 de junio, y se extenderá durante tres días, hasta el miércoles. Todo parece indicar que lo referente al carbón se abordará el martes, día 19, aunque no hay nada definitivo en este momento.

La dirección provincial del PP ha pedido a los parlamentarios leoneses que voten a favor de las enmiendas que se pudieran presentar para mantener las ayudas al carbón. Sin embargo, esta cuestión parece no preocupar al Gobierno que es consciente que los senadores leoneses no serían suficientes, sino que prácticamente tendrían que votar a favor de la enmienda todos los senadores de Castilla y León, Asturias y Aragón.

A este respecto se refería el pasado lunes el presidente del comité intercentros de Uminsa, Guillermo Sánchez, tras el encuentro con el alcalde de Bembibre. “No tengo ninguna confianza”, aseveró tajante. “Si alguien va a votar para cambiar esos presupuestos van a ser los senadores de la provincia y poco más, y echando cuentas tendrían que ser todos los de Castilla y León, Aragón y Asturias”.

El trámite parlamentario de los presupuestos se aprobó el pasado 23 de mayo en el Congreso, pero las enmiendas fueron rechazadas dos días antes. Entre aquellas enmiendas, una se refería a los recortes del carbón que la mayoría parlamentaria del PP, incluidos los diputados por la provincia de León, dejaron sin efecto.

Precisamente, el día 23 de mayo tuvo lugar la primera jornada de huelga del sector minero a la espera de que el Ministro recibiera a la Comisión de Seguimiento del Plan del Carbón una semana más tarde.

Ese mismo día, el diputado provincial Eduardo Fernández, aseguró que las razones por las que rechazaron la enmienda a los presupuestos que presentó el PSOE fue porque, a su juicio, “trata precisamente de enmendar lo que su partido hizo el año pasado”.

Tan sólo dos semanas después el PP de León, tras una reunión en que participaron más de 40 alcaldes, advirtió a Soria que si no corrige su política iba a pedir públicamente a los parlamentarios nacionales que voten a favor de las enmiendas “que posibiliten la continuidad del carbón en la provincia de León y la continuidad misma de las comarcas y sus gentes”.

La duda que surge ahora es si esa petición no llega tarde. En este sentido se expresó Guillermo Sánchez que considera que “lo podrían haber arreglado diez diputados en el Congreso”. Por ello, concluyó que “dudo de esa situación, ojalá se dé pero dudo de esa situación”, en relación a un eventual rechazo de los presupuestos.