Alcaldes, concejales y portavoces del PSOE se han encerrado esta mañana en los ayuntamientos de Bembibre, Toreno, Fabero y La Robla como forma de protesta por los recortes del carbón. Una medida que mantendrán al menos hasta la tramitación parlamentaria en el Senado de los Presupuestos Generales del Estado, a expensas de lo que suceda entre el lunes y el martes próximo que decidirá el futuro del sector minero.

En el Ayuntamiento de Bembibre, el alcalde de Igüeña, Alider Presa, los portavoces de Bembibre y Torre, Manuel Ángel Rey y Pedro Hernández, respectivamente, y el concejal de Folgoso, Gabino Colinas, se han encerrado en el salón de plenos de la casa consistorial con las miradas puestas en lo que suceda la próxima semana. “Ponemos nuestro granito de arena a ver si conseguimos que de una vez por todas se desbloquea esta situación”, expresó Manuel Ángel Rey.

El portavoz del PSOE en Bembibre recordó que esta protesta parte fundamentalmente del incumplimiento del Gobierno respecto a los acuerdos alcanzados en la materia, “estamos pidiendo algo que está firmado”, recalcó.

Los cuatro encerrados lo hacen con un “optimismo moderado” ya que “la medida no depende nosotros”. “Si yo fuera del PP a Mariano Rajoy le haría yo cambiar de parecer”, declaró Rey.

Incertidumbre sobre el futuro de las poblaciones mineras: "Igüeña, Bembibre y la cuenca berciana lo notarían muchísimo"

En este momento se mantiene la incertidumbre sobre lo que sucederá la próxima semana en el Senado. De momento el Gobierno no ha dado su brazo a torcer y ha mantenido el mismo criterio desde el primer momento: recortes del 63% que, según el sector, abocan a la minería a la desaparición.

Las consecuencias del desmantelamiento del sector claramente repercutirán negativamente en la economía comarcal y de las cuencas mineras en general. Pero la cuestión es poder imaginar las consecuencias finales.

Por un lado, diferentes agentes anuncian una crisis minera añadida a la crisis general en El Bierzo por la falta de alternativas a la minería de carbón. Pero en algunos casos, alcaldes de pequeñas poblaciones dependientes del sector minero anuncian que esta situación llevará a la desaparición en la práctica de estos núcleos, con una repercusión considerable para la cuenca minera en general.

En estos términos se pronunció el alcalde de Igüeña, Alider Presa, que aseguró que la repercusión negativa para el municipio será “total”. “La única fuente de empleo que existe y que por desgracia prevemos que exista sería la minería. Y de una manera u otra sería el fin, que lo podemos llamar despoblación. Pero no sólo Igüeña, la cuenca minera, Bembibre y el Bierzo, lo notarían muchísimo”, apuntó Presa.

Sobre el papel que van a jugar los senadores leoneses la semana que viene, Presa añadió que “yo vivo en Pobladura de las Regueras. Y muchas veces cuando llego de trabajar tengo a vecinos explicándome los problemas. Me gustaría que los vecinos les puedan explicar a los senadores lo terrible del problema”, concluyó.

warhol_360