El portavoz del comité intercentros y el alcalde, después de la reunión

El pasado lunes el alcalde de Bembibre, José Manuel Otero, intermedió con el subdelegado del Gobierno en la provincia de León, Juan Carlos Suárez Quiñones, tras los acontecimientos de San Román y Albares que concluyeron con ocho detenidos. Tanto el propio alcalde como el presidente del comité intercentros de Uminsa, Guillermo Sánchez, expresaron que el acuerdo que habían alcanzado con el representante del Ejecutivo era la puesta en libertad de los detenidos. Y así fue.

Sin embargo, al final parece que hubo letra pequeña y es que los detenidos fueron puestos en libertad pero con cargos a tenor de la citación que ha recibido al menos de uno de los imputados para que declaren “en calidad de denunciados sobre desórdenes públicos”, destacan los sindicatos.

En este sentido, tanto el secretario comarcal de UGT, Vicente Mirón, como su homólogo de UGT, Omar Rodríguez, han pedido la dimisión tanto del regidor como del subdelegado por no haber cumplido supuestamente su palabra. Sostienen que les habían asegurado que la libertad sería “sin cargos” con unas condiciones para los piquetes. En consecuencia, exigen que se rectifique la imputación.
Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
warhol_360