Un grupo de mineros en la llegada a Bembibre de la segunda Marcha Negra (24 de septiembre de 2010)

A expensas de lo que suceda mañana en el Senado, los sindicatos ya hablan de la inminente convocatoria de una tercera Marcha Negra que llevará a los mineros de las cuencas españolas a Madrid para exigir una solución al conflicto planteado. En esta ocasión no será el simple desplazamiento de los mineros participantes para llevar sus protestas a la capital, sino que mantienen la intención de ubicar un campamento hasta que haya un acuerdo.

Esta acción reivindicativa se está organizando con las centrales sindicales de otras cuencas mineras, aunque será a partir de este martes cuando habrá algún avance. Y es que la tramitación parlamentaria de los Presupuestos Generales del Estado en la Cámara Alta van a ser determinantes del futuro de las protestas mineras.

Los mineros están dispuestos a seguir con las protestas el tiempo que “sea necesario”, según aseguró esta mañana con motivo de la manifestación de León el secretario general de Fitag-UGT, Manuel López, porque “si perdemos la mina ya no nos queda nada que perder”.  

15.000 personas en la manifestación de León

Estas manifestaciones tuvieron lugar esta mañana tras la manifestación programada en la capital de la provincia en la que participaron en el orden de 15.000 personas, según los sindicatos.

La marcha se inició a las 12 del mediodía desde la delegación territorial de la Junta para seguir el recorrido hasta la plaza Botines, donde permanecen encerrados en la Diputación provincial de León los 6 trabajadores hasta que haya alguna solución al conflicto planteado.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos