El sindicalista acompañó esta mañana a los mineros en BembibreEl secretario regional de Fitag_UGT, Manuel López, no confía en los planes del Gobierno invitando a la negociación del futuro Plan del Carbón sin haber resuelto el conflicto actual. En este sentido, considera que “esconde una trampa muy peligrosa” para sentar las bases futuras desde la aceptación de los recortes: “no es un plan de futuro, sino el cierre de la minería”.

“Para poder negociar un plan de futuro se necesita una base en qué sustentar ese plan, y unos pilares. Y si en el año 2012 esa base se destruye lo único que podrían pretender con esa estrategia es el cierre definitivo”, advirtió López.

El sindicalista, que elogió a los integrantes de la Marcha Negra, se mostró crítico porque los mineros tengan que volver a salir a la calle para defender el futuro del sector, “esperemos que salga bien y que sensibilice a quien tiene que cambiar las cosas, y que atajemos este conflicto que los mineros nunca lo desean, sin duda”.

“Es la reivindicación por excelencia. Caminar más de 420 kilómetros es un sacrificio personal para defender lo que sin duda nunca se tendría que haber recortado”, manifestó.

Ahora, reconoció que “todo va a depender de la voluntad del Gobierno, y en función de los acontecimientos”. En este sentido, en principio el punto de mira está puesto en Madrid, “no se nos pasa por la cabeza otra cosa”, pero desconfió sobre el desenlace definitivo.

Recalcó que “la responsabilidad la hemos puesto nosotros”, y pidió una solución al conflicto que estalló ahora hace un mes.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos