Igual que hubiera ocurrido en otras poblaciones, las mujeres mineras llevaron a cabo un corte de las principales carreteras a su paso por San Román de Bembibre. Seguidas muy de cerca por la Guardia Civil, pudieron cortar la autovía A-6 y la N-VI durante una hora y media en una protesta que se desarrolló sin incidentes ni intervención policial.

Aunque los GRS estaban alerta ante la posibilidad de que tuvieran que intervenir, el desarrollo pacífico de la protesta no hizo necesaria su presencia. La Guardia Civil acordó con las manifestantes evitar la entrada de las fuerzas antidisturbios hasta en dos ocasiones.

En este sentido, las mujeres habían anunciado que permanecerían hasta las 20 horas, pero la Guardia Civil sólo estaba dispuesta a pasar una hora de corte. Los mandos policiales negociaron con las mujeres que se negaron a abandonar la carretera antes de la hora establecida, y finalmente se pudieron mantener hasta la hora que se propusieron.

Aunque en dos ocasiones la Guardia Civil intentó forzar un desalojo que no consiguieron ante la insistencia de las manifestantes.

Con total puntualidad, a las 20 horas decretaron el levantamiento del corte retirando todos los objetos que utilizaron para cortar la carretera. Las mujeres permanecieron a pie de autovía y carretera Nacional con un prolongado aplauso a los conductores que se vieron afectados por este corte.

En la carretera se pudieron escuchar consignas contra la decisión del Gobierno de recortar las ayudas al carbón, gritos contra el Ministro José Manuel Soria, pero también el himno minero. Durante todo el corte las mujeres se encargaron de hacer mucho ruido para recordar que la protesta minera sigue viva en Bembibre. {jomcomment lock}
warhol_360