Los sindicatos esperaban una fuerte participación en la manifestación de este miércoles, y partían de unos mínimos: 25.000 personas sólo de las cuencas mineras españolas (500 autobuses). Sin embargo, el desarrollo de la manifestación y la situación que atraviesan otros sectores profesionales elevó la participación. Según los sindicatos en la manifestación participaron 500.000 personas.

Pero como es habitual comienza la ya característica guerra de cifras. Frente a la valoración de los sindicatos, la Delegación del Gobierno en Madrid rebaja la cifra a 10.000 personas, según el cálculo de la Policía.

Una manifestación en la que estaba representada prácticamente toda España, donde se pudieron ver banderas de la mayoría de las comunidades autonómas, independientemente del vínculo con la minería del carbón. Las cuencas carboneras representaron la reivindicación propiamente dicha, en ocasiones con ingeniosas consignas y pancartas. Los gritos que más se escucharon fueron contra el Ministro Soria a quien atribuyen la responsabilidad principal de esta decisión y sus consecuencias, pero sin dejar de lado al Gobierno de Mariano Rajoy y al Partido Popular.

Algunas imágenes de la manifestación:

Aunque la cruz la ha puesto la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que ha ironizado ninguneando la movilización de los mineros. En primer lugar, se preguntó “¿Masivo? ¿Ah sí?”. Y prosiguió diciendo que “yo había oído 20.000 y me sigue pareciendo modesto. Tenga en cuenta que para salir concejal en Madrid hay que llenar tres veces el Bernabéu de personas diferentes.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos