Después de haber vivido 52 días bajo tierra, los siete mineros que el pasado 21 de mayo se encerraron para forzar al Gobierno una solución al conflicto minero tomaron la decisión de abandonar el encierro. Otros cinco trabajadores tomaron el relevo a la vista de que el Gobierno mantiene su política de recortes sin que hubiera variado una sola coma en todo este tiempo. Casi dos meses después salieron como auténticos héroes.

José Antonio Molina, Alfredo Carro, Víctor Manuel Almeida, Jose Araujo, José Pérez, Segundo Porto y Primitivo Basalo (anteriormente tuvo que abandonar Eduardo González por cuestiones de médicas) son los nombres de los protagonistas.

No en vano llevaron a cabo la medida que mayores consecuencias pudo haber tenido para su salud, recluidos voluntariamente en unas condiciones inhóspitas. No en vano los médicos vienen aconsejando en las últimas fechas que estos mineros abandonara estas medidas de protesta. Y es que un encierro de 45 días puede provocar un peligro para salud, pero más de 50 puede dejar secuelas de por vida. Esta noche, finalmente salieron.

Con una gran emoción que se vivió en el exterior del pozo, y con la participación de más de 3.000 personas que quisieron acompañar a los mineros en este momento, pasadas las 11 de la noche la salida de los mineros se recibió con un ensordecedor bullicio por los gritos de alegría, aplausos y cánticos a favor de la minería por el gran esfuerzo que han hecho.

Las familias fueron las primeras que no pudieron contener la emoción por la llegada de los mineros fundiéndose entre abrazos después de la larga espera en la superficie, a 3.000 metros de distancia.

Fue tal la expectación y el deseo de recibir a los mineros en la superficie que el comité de empresa tuvo que disponer un vallado de contención para facilitar la salida de los mineros que, en este clima eufórico, se marcharon ya para sus casas a seguir de cerca todas las novedades que acontecen en relación con la minería del carbón.

Al poco tiempo entraron en la mina otros cinco mineros que rehuyeron del protagonismo que, dijeron, no les correspondía a ellos (sino a los compañeros que abandonaron el encierro). Son Eliseo Otero, Luis Ángel Castañeda, José Antonio Páez, Miguel Ángel González e Yvo Nitkov.

Fotos: César Sánchez

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
warhol_360