Los mineros protagonizaron este miércoles el corte de mayor duración e intensidad en el Bierzo Alto. Los GRS llegaron y entraron directamente en población para intentar neutralizar al colectivo minero, que opuso resistencia retrocediendo hacia la población. Los efectivos antidisturbios no dudaron en entrar en núcleo urbano.

Desde las 21 horas la conexión a la altura del kilómetro 367 de  la A-6 en San Román de Bembibre así como en la carretera Nacional VI quedó completamente bloqueada. Los mineros consiguieron atravesar hasta nueve camiones en ambos sentidos de la Autovía así como en la carretera Nacional. Colocaron, asimismo, barricadas ardiendo en diferentes puntos para completar este bloqueo enmarcado en el conflicto minero.

Los GRS llegaron pasadas las 11 de la noche por la carretera Nacional VI. A su llegada los mineros los recibieron con voladores que enseguida se encontraron con disparos de pelotas de goma que lanzaron los efectivos antidisturbios.

 

En avanzadillas permanentes consiguieron hacer retroceder a los mineros, que lo hacían tomando nuevas posiciones. Entre disparos por ambas partes, San Román se convirtió en el centro de batalla que se fue trasladando hasta la población de Bembibre, pasada la rotonda del Barrón.

De momento no hay un balance de posibles heridos ni detenidos, aunque todo apunta a que no ha habido ninguna incidencia directa más allá que algunos pelotazos, a la postre leves, en las piernas, o una mujer que se cayó al suelo cuando tropezó con un minero que estaba corriendo huyendo de los antidisturbios.

Esta entrada en población no se ha producido en ninguno de los dos últimos enfrentamientos. Este periódico intentó sin éxito contactar con el alcalde de Bembibre. Fuentes del equipo de gobierno están muestran su convencimiento de que José Manuel Otero hará una declaración oficial este mismo jueves valorando estos hechos. {jomcomment lock}