Los empresarios mineros denuncian que el Gobierno les debe la totalidad de las ayudas comprometidas a la producción de carbón nacional para el ejercicio 2012, que están establecidas en 111 millones de euros. El último ingreso que recibieron los empresarios, en el mes de febrero, correspondía al cuarto trimestre del 2011.

Por este motivo, han decidido convertir una vez más a los trabajadores en los paganos de la disputa entre Administración y empresarios, retrasando el pago de las nóminas del último mes en el caso de las empresas del grupo Viloria, y la del último mes y medio para los trabajadores del grupo Alonso, hasta que el Gobierno libere las ayudas o bien puedan introducir más carbón en la térmica. Algo de lo que se quejan amargamente los productores, ya que entienden que ellos sí han cumplido con su trabajo.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos