El Partido Popular hizo uso una vez más de su mayoría absoluta en la Diputación Permanente del Congreso, para rechazar la petición de comparecencia del Ministro Soria, solicitada por el Partido Socialista y la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), donde pretendían que diera explicaciones sobre la situación actual del sector minero. El portavoz de los populares, Ovidio Sánchez, informó que el Ministro está negociando con la Unión Europea cambios en las condiciones para que las empresas que necesitan ayudas puedan seguir abiertas después del 2018, asegurando que el carbón tiene vida para muchos años, pero “gracias a que gobierna el PP”.

Sánchez sigue la línea argumental del PP para acusar a los socialistas de poner fecha de cierre a la minería del carbón “…luego venimos con un discurso más para una manifestación o un mitin que para esta Cámara”

Por su parte Gaspar Llamazares recordó que desde la llegada de Soria al ministerio, el sector ha perdido el 25% de sus empleos, calificando la situación actual de “desbarajuste”, con un Ministro que está “desaparecido”. Un desbarajuste y una incertidumbre que hace que las empresas mineras no tengan actualmente proyectos de inversión. Además considera especialmente grave que desde el sector empresarial se quiera romper los convenios para regresar a modelos del Siglo XIX, con reducciones de salarios de hasta el 50% y jornadas laborales esclavistas.

En la misma línea se ha expresado la socialista Luisa Carcedo, que entiende que el Ministro Soria debe dar explicaciones por la incertidumbre creada, tanto a las empresas como a los trabajadores. Y se pregunta “qué problema tiene el Ministro con el carbón nacional”, “por qué quiere acabar con esta fuente de energía autóctona”, cuando es un sector de futuro en un país dependiente energéticamente como el nuestro, mientras se favorece cada vez más la llegada de mineral extranjero.