Sindicatos y patronal se dan así un periodo de transición hasta visualizar el futuro de la minería. “El acuerdo mantiene las condiciones actuales y servirá para analizar el contexto con mayor sosiego una vez definido el futuro Plan del Carbón y se esclarezca la continuidad de las empresas y el número de trabajadores afectados”, explica Jesús Magadán, secretario de Política Sectorial de la Federación de Industria de CCOO de Castilla y León.

El bloqueo, subraya CCOO, es consecuencia de las tremendas dificultades que la reforma laboral del Partido Popular impone a la negociación colectiva con el añadido de la angustiosa situación padecida por la minería.

El objetivo inmediato ha sido “evitar la desaparición de un convenio de gran importancia para el desarrollo de las industrias extractivas. En el momento actual no condiciona a muchos trabajadores, pero su anulación supondría la pérdida de un convenio de referencia en un sector fundamental”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos