El empresario Manuel Lamelas Viloria, en un acto público de la Fundación Cultura Minera que preside

La situación que atraviesa la minería del carbón sigue siendo crítica más allá incluso del grupo Alonso. El Juzgado ha hecho oficial el concurso de acreedores de Alto Bierzo, perteneciente al grupo minero Viloria, que da paso automáticamente a la gestión supervisada y auditada por un administrador concursal que será el encargado de buscar una posibilidad de supervivencia para la empresa y los trabajadores.

Los recortes que el pasado año aplicó el Gobierno incumpliendo los términos de la negociación, el impago de las ayudas de 2012 y la negativa de las eléctricas para quemar carbón nacional ha llevado al segundo grupo minero de la comarca a presentar un concurso de acreedores para hacer frente a las deudas que mantiene la empresa, e intentar garantizar la continuidad de la plantilla compuesta por 130 operarios.

La deuda, fundamentalmente con entidades financieras, ha llevado al grupo Viloria a plantear este concurso de acreedores.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos