La dirección de Uminsa y sindicatos han alcanzado un principio de acuerdo que podría desembocar una vuelta al trabajo. Para ello, las partes han accedido a una reducción de los salarios un 15% para un total de 367 trabajadores, así como un incremento de la jornada de 50 minutos correspondiente al desplazamiento a los tajos.

Con estas modificaciones de las condiciones de trabajo se podría garantizar, según la versión de la empresa, la viabilidad en la actividad.

Así ha quedado de manifiesto tras la reunión que fue analizada por la administración concursal.

Sin embargo, estas medidas no tendrán validez hasta que los propios trabajadores se pronuncien sobre el fondo de las mismas. En este sentido, la asamblea deberá decidir con su aprobación o rechazo la reducción de salarios y del coste de desplazamiento.

En el supuesto de que los trabajadores no acepten estas medidas, los trabajadores pasarán a regirse por el convenio de la antracita, con una reducción salarial del 50%.

Con estas medidas, la administración concursal pretende evitar la liquidación de la empresa.

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
warhol_360