La situación de incertidumbre vuelve a apoderarse del sector minero después de las declaraciones del Ministro de Industria, José Manuel Soria, que dijo que Europa ha calificado de "ilegales" las ayudas desde el año 2011. En una asamblea  celebrada en el seno de Alto Bierzo este viernes por la tarde, el secretario regional de política sectorial de Industria de Comisiones Obreras, Jesús Magadán, considera que el Ministerio debe convocar la  comisión de seguimiento "para ver qué se nos está exigiendo".

Los trabajadores no saben a qué se refiere el Ministro, que citó a Europa para justificar sus argumentos: "no sabemos qué tipo de ayudas ni qué cuantías", criticó Magadán, si "las que estaban previstas y el Gobierno unilateralmente rebajó, las que han cobrado las empresas que tienen demandas judiciales". O incluso si pudieran referirse al plan social.

La cuestión es que la asamblea se celebró ayer viernes día 17 de enero, las declaraciones del Ministro de Industria fueron esta misma semana, dos días antes, y si esa comunicación la recibió el Gobierno el 9 de diciembre, tal y como reconoció el Ministro, hace más de un mes, se preguntan si habrá hecho alguna alegación el Gobierno " o si estaba callado para no molestar a Mariano Rajoy". "No sé qué gestiones habrán hecho", cuestionó el responsable autonómico del sindicato. Y concluyó que, con el tiempo que había por delante, lo lógico hubiera sido que el Decreto de Garantía de Suministro que recientemente publicó el Gobierno en el BOE incluyera las correcciones correspondientes.

Lo que está claro es que las ayudas han sido fijadas unilateralmente por el Gobierno que no tuvo la intervención de los sindicatos. "El Ministerio dio por buenos los datos que pasaron las empresas, los sindicatos dijimos que había que revisarlo", recordó.

"Estuvimos negociando un plan" ,añadió, un plan "que se ajustara a anteriores demandas y exigencias de la Unión Europea y parece que después de trabajar se nos dice que no, hay que tomarse las cosas un poco más en serio", reclamó al Gobierno. De hecho, Magadán entiende que si la situación hubiera sido tan grave "habrían convocado a las partes". "No sé si será tan dramático o tienen la solución encima de la mesa y ya se ha planteado en Europa".

Este último aspecto hace desconfiar a la parte social, el hecho de que haya una solución ya acordada o unas medidas que adoptarán y que ellos desconozcan. Por lo pronto los sindicatos y los trabajadores se encuentran nuevamente ante el más absoluto desconocimiento sobre a qué se refiere el Gobierno, y lo peor, si deja a entrever alguna medida que vuelva a afectar nuevamente al empleo.

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos