Los trabajadores de cielo abierto de Alto Bierzo se volverán a incorporar al tajo el próximo día 3 con el objetivo de intentar volver a retomar la actividad extractiva con normalidad. Se trata, no obstante, de un preacuerdo entre las partes por un periodo de tiempo de dos meses que persigue conjugar labores de extracción exterior mientras sigue poniendo a punto la mina de interior, paralizada desde hace un año y medio.

Si bien la última decisión de la administración concursal fue mandar nuevamente al ERE a los trabajadores de cielo abierto en tanto en cuanto procedía a poner a punto el pozo Casares, en esta ocasión habrá una simultaneidad de trabajos que permitirá realizar labores de extracción y preparación interior.

Según explicó el representante regional de Comisiones Obreras, Jesús Magadán, hay un acuerdo entre el Ministerio, Endesa, Fenosa, HBG y Alto Bierzo de tal modo que una parte de la producción de interior que HBG entregaba en Anllares pueda entregarla en Compostilla “para que pueda hacer las mezclas”. De esta forma se podría solucionar el problema derivado de las mezclas que no son homogéneas por cuanto no existe extracción de interior en el pozo Casares.

Con este preacuerdo “esperan meter unas 15.000 toneladas de carbón”, de las cuales 5.000 proceden del Almacén Estratégico Temporal de Carbón, “que ya está facturado”, y otras 10.000 toneladas de mineral entre interior (entre 2 y 3 mil toneladas) y exterior.

Esta mezclas de carbón de cielo abierto de Alto Bierzo junto con el mineral almacenado y de HBG permitirá llevar a cabo las tareas de mantenimiento en el pozo Casares para realizar la puesta a punto de la explotación interior. Actualmente “tiene mucha agua”, constató Magadán, “están banjando bien los niveles y en cuanto baje el agua y circule bien el aire será el momento de arrancar el cepillo que está oxidado, con piedras y trabado”. Esperan que pueda haber problemas de falta de mantenimiento y confían que el equipo de trabajo pueda dar solución en un tiempo prudencial.

“Hablan de moderado optimismo”, dijo Magadán, que confía en una solución que permita posteriormente la reincorporación de la plantilla de interior. “Si se arranca con normalidad se pondría un relevo de extracción y si sigue funcionando bien conllevaría la incorporación”, confirmó.

Entre los términos del preacuerdo también cabe destacar el pago pendiente por parte de Endesa que inyectará una dotación económica que permitirá llevar a cabo este plantemiento de trabajo.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos