El futuro de Alto Bierzo está en este momento en el tejado del Ministerio de Industria. Después del rechazo a la modificación formal que pidió el sector el pasado miércoles en la Comisión de Seguimiento del Plan del Carbón para garantizar las mezclas homogéneas del mineral del Pozo Casares con HBG, el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, "ha confirmado que accede a modificar el Real Decreto para ese trasvase de cupos". Así lo puso de manifiesto el secretario autonómico de política sectorial de industria del sindicato CCOO, Jesús Magadán, eso sí, con cautela ante los compromisos del Gobierno con el sector.

En este sentido, la fecha que ha dado el administrador concursal para la liquidación de la empresa, confirmó Magadán, es el 21 de abril. Por delante hay diez días para que Industria cumpla con este último compromiso o, en caso contrario, se llevará a efecto esta liquidación definitiva.

Un compromiso que tuvo lugar ayer jueves aprovechando la presencia del secretario de Estado de Energía en un foro en el que coincidió con representantes nacionales del sindicato, éstos pudieron trasladarle lo que no pudieron hacer un día antes en la Mesa del Carbón, a la que no acudió el alto cargo de Industria, y es la modificación de cupos. "Hoy les ha confirmado que accede a modificar el Real Decreto para ese trasvase de cupos", aseguró Magadán.

En la misma línea, esta comunicación ha llegado al administrador concursal que había decretado la paralización de la actividad en la práctica con fines de liquidación, y mantener exclusivamente a cuatro operarios pero ante este compromiso "dice que de momento estas medidas no se tomen y que siga trabajando como hasta ahora".

Jesús Magadán revisa la misiva donde el administrador comunica el cese de actividad si no se modifica el RD

Con esta situación, los trabajadores esperan "poder seguir trabajando con normalidad, si no, ahí está la carta".

Y es que todo apunta a que esta vez será la definitiva. Después de los compromisos incumplidos, a los trabajadores ya no les queda más que aguardar a esta modificación, lo que constataría la voluntad real de evitar el cierre de Alto Bierzo o, en caso contrario la empresa entrará en proceso de liquidación.

Pero existe un temor adicional, y es que el plazo de diez días tiene por medio una semana anómala coincidente en fechas con Semana Santa. Existe desconfianza sobre que pueda haber una respuesta en el plazo que concedió la empresa hasta el día 21, y el propio Magadán reconoció que "mi percepción es que nos metemos en fechas complicadas y estamos con los plazos justos". No obstante, confía en que si hay un retraso aceptable de un par de días no debería afectar a la continuidad, "pero no es una cosa que podamos llevar en el tiempo 20 ó 30 días más".

De hecho, las dificultades de la empresa han llegado a tal extremo que "nos dicen que va a tener muchas dificultades para pagarles este mes", en alusión a los trabajadores en activ, añadió.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
warhol_360