La Junta de Castilla y León prepara una nueva línea de ayudas para los municipios mineros incluyendo tanto a aquellos del grupo 1 (muy afectados por el proceso de reconversión) como el grupo 2, considerados como afectaos por el cierre de empresas. Una situación que ha provocado división de pareceres entre quienes defienden la diferenciación entre ambos grupos y aquellos que se consideran afectados y reivindican su derecho a participar en el reparto de financiación autonómica en materia minera.

En total, 81 municipios de León y Palencia que de una forma u otra han sufrido las diferentes crisis de la minería del carbón se reunieron este lunes en las instalaciones de la Fundación Santa Bárbara, donde la Junta les ha informado por un lado de las actuaciones ante la Unión Europea para “promover que el consumo de carbón autóctono pueda ser prioritario y que evite lo que se está produciendo en este momento”, tal y como expresó la consejera de Empleo y vicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón. Pero también para presentar un plan de dinamización de las cuencas mineras que elabora la Administración Regional y que espera tener listo en el plazo de un mes y medio.

El objetivo es que los alcaldes elaboren sus propuestas y las presenten por escrito, y así, la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, explicó a grandes rasgos que el plan incentivará actividades que aprovechen recursos endógenos o incluso el turismo rural para “aprovecharlos de la mejor manera”. “Habrá municipios que tengan recursos turísticos que podremos aprovechar, y otros que serán ganadera y de la industria agroalimentaria”, aseguró, lo que ha llevado a la Junta a pedir la implicación de los alcaldes entiendo que son quienes mejor conocen las necesidades de sus localidades.

La peculiaridad es que estos fondos se van a habilitar para los municipios incluidos tanto en el grupo 1 como en el grupo 2 de León y Palencia, lo que ha provocado un debate interno entre quienes querían que se destinase sólo a los muy afectados y otros que se abriera en general. Es decir, de repartir los fondos entre 31 a repartirlos entre 81.

 

En igualdad de condiciones que Ponferrada, Villafranca o Cacabelos

El vicepresidente segundo de la Diputación de León y alcalde de Páramo del Sil, uno de los municipios muy afectados por la reconversión, reconoció al término de la reunión que “el fondo del problema, al estar citadas las dos partes, comenzó por que los fondos no varían”, y añadió que “la misma cantidad de fondos repartidas entre más significa menos”.

“Los del grupo 1 defendemos la realidad de una zona que hasta hace poco tiempo teníamos minas, viñedos, empresas y ahora tenemos despoblación y una situación futura muy difícil”, aseguró. Pero también reconoció que comparte la postura del grupo 2 “que quieren tener una ayuda a mayores de la que ya tiene cualquier municipio”.

En el Bierzo Alto, los municipios más afectados son Bembibre, Folgoso, Igüeña, Noceda y Torre del Bierzo. Castropodame y Congosto forman parte de los municipios del grupo 2 (afectados pero en menor medida que los anteriores).

En la comarca en su conjunto hay municipios como Ponferrada, o incluso otros más alejados de la cuenca minera como Cacabelos o Villafranca del Bierzo.

 

Medidas específicas para los muy afectados

En cualquier caso, la consejera de Empleo Rosa Valdeón recordó que ya hay medidas de discriminación positiva en el plan de empleo de la Junta, dirigido a los 31 municipios mineros en sentido estricto así como los fondos destinados para la incentivación de los trabajadores autónomos.

El alcalde de Bembibre, José Manuel Otero, aseguró al término de la reunión que analizará en Junta de Gobierno aquellos proyectos susceptibles de financiación, aunque todo apunta a que será el polígono industrial de San Román. "Nuestra gran apuesta es el polígono y estamos en las mejores condiciones para que esa novena o décima fase se ponga en marcha", anunció el alcalde.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos