Un año más el día del Cristín viene pasado por agua, con una lluvia que ha deslucido algunos actos como la tradicional procesión de este jueves desde la Iglesia de San Pedro al Santuario, acompañando al Cristo los pendones y trajes regionales. Paraguas en mano, los asistentes salieron en procesión algo más rápido de lo habitual pero sin renunciar a participar en el acto institicional religioso más relevante de las fiestas, este año presidido por el Obispo de la Diócesis de Astorga Juan Antonio Menéndez.

Otro de los actos que se vio alterado por las lluvias ha sido el tradicional concierto de la Banda Municipal de Música, que cada año atrae a varios centenares de personas. Finalmente fue en la Iglesia de San Pedro, que se quedó pequeña para albergar al numeroso público que se dio cita en esta cita festiva. 

La lluvia ha sido protagonista desde el primer día de fiestas, obligando a cambiar la fecha de los fuegos artificiales y de la hoguera, que tendrán lugar el próximo sábado. Y es que parece que a partir de mañana viernes podremos empezar a olvidarnos del paraguas y volverá a lucir el sol para permitir disfrutar de las fiestas, al menos, el último fin de semana.

Imágenes de la Comitiva de Autoridades, Procesión y concierto de la Banda Municipal

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador