Transcripción literal de la nota de prensa emitida por el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Bembibre

Ni siquiera han igualado a las fiestas del año pasado cuya pobreza fue excusada por el Partido Popular de Otero en que tuvieron que compartir gastos con las fiestas de la Salida del Santo y ni siquiera llegan a igualar con las de años anteriores, que mira que ya fueron malas.

No ha habido en estos días festivos en nuestra Villa ni un solo motivo que mostrase a bembibrenses y visitantes que, efectivamente, nos encontrábamos en fiestas. Ni luces, ni banderolas, ni bombas, ni nada de nada; por no haber, no hubo ni alumbrado público que iluminase nuestras calles porque el personal contratado por el Ayuntamiento no debió de tener tiempo de limpiarlo para que, al menos en la semana de fiestas, Bembibre no estuviese en la absoluta penumbra a la que ya nos tienen acostumbrados.

El programa, penoso. En el folleto había más fotos que actos y lo poco que había, se editó con la letra bien grande, todo para rellenar. Desde luego, lo mejor de las fiestas para Otero y la Concejala de Fiestas, Laura Álvarez, ha sido la lluvia que acompañó los días grandes, Cristo y Cristín, porque el agua sirvió para que pudieran tapar la ausencia de actos en los principales días festivos, siendo el resto, en los que ya acompañó el buen tiempo, un absurdo paseo hacia ninguna parte, porque excepto la feria de alfarería (cada vez más pobre) y el mercado ¿tradicional? (de mal en peor) no había donde ir.

Para colmo, el viernes día 16 se celebró el 25 aniversario de la Residencia de la Tercera Edad El Santo, uno de los servicios públicos más importantes que presta el Ayuntamiento de Bembibre, acto en el que se premió a los asistentes con la ausencia de Otero, que prefirió ir a cobrar el sueldín a Valladolid en lugar de cumplir con sus responsabilidades como alcalde, ausencias éstas que se están repitiendo hasta la saciedad y que hacen que ya llueva sobre mojado. Cada día se demuestra más y más que a Otero Bembibre se la trae al pairo.

¿Se puede tener un Equipo de Gobierno peor? No, porque aquí se acumulan la incompetencia y la vagancia. El resultado de estas fiestas, junto con la nula gestión desarrollada por Otero en lo que va de mandato nos demuestra, una vez más, que con esta banda y con el director que tiene, vamos de cabeza al abismo, y lo peor es que aún quedan 3 años de legislatura para corroborarlo.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador