El Pleno de Bembibre dio luz verde este viernes a la modificación de las ordenanzas para el ejercicio de 2017. Unas ordenanzas que no contemplan la actualización con arreglo al IPC (que subió en el periodo de referencia un 0,2%), sino que mantienen los mismos precios, tasas e impuestos que las disposiciones vigentes. Eso sí, sólo subirá el agua en virtud del contrato con la adjudicataria del servicio que contempla el incremento del IPC más un punto, lo que elevará los precios por consumo un 1,20%.

Un Pleno que se celebró de forma urgente, convocado ayer jueves, lo que provocó las críticas de los partidos de oposición por el escaso tiempo para analizar los asuntos que se llevaron a la sesión. Y en este sentido, Silvia Cao arremetió contra el alcalde y la portavoz del PP al considerar que no había razón de fuerza mayor ni acontecimiento fortuito, atribuyendo la convocatoria con tan poco tiempo a la falta de previsión por la nueva redacción de la Ley de Procedimiento Administrativo que convierte los sábados en días inhábiles. "Ustedes debían saber desde hace un año que esta Ley iba a entrar en vigor el 2 de octubre”, criticó, y consideró que la razón de ser del Pleno no era otra que "sesgar nuestra labor de oposición".

Una imprevisión que Cao reprochó teniendo en cuenta que "saben que hay que aprobar tasas e impuestos, y el año pasado ya lo hicieron el último momento el día 18 de noviembre". "No es una casualidad", criticó.  Y con estos argumentos justificó el voto en contra en todos los puntos del orden del día excepto en la petición para que Lidia Valentín reciba el premio Princesa de Asturias del Deporte.

Esta decisión dio un nuevo carácter al debate en el que tanto Otero como la portavoz del PP Elsa García criticaron la decisión de los socialistas ya que la modificación de ordenanzas congela las tasas e impuestos. García lo atribuyó a un "voto de castigo" que pidió que no se hiciera extensivo a estas ordenanzas, en la misma línea que Otero añadió la interpretación de "que les parece muy mal que no apliquemos el IPC".

El portavoz de Coalición por El Bierzo, Santiago Valcárcel, se ratificó en los argumentos de fondo de la bancada socialista, no así en la decisión de votar en contra del resto de asuntos sino que se decantó por la abstención salvo en la modificación de la ordenanza reguladora de impuestos.

Valcárcel fue crítico con el equipo de gobierno por la ausencia de compromisos con la rebaja del IBI, anunciando que mantendrá esta misma reivindicación en lo que queda de legislatura. En este sentido propuso en la misma línea que en intervenciones anteriores rebajar el tipo del 0,68 al 0,55, algo que "es fundamental para los contribuyentes del municipio", y desde su óptica no supondrá rebaja en la recaudación global pero sí un alivio para las economías domésticas. El resto de puntos se decantó por la abstención excepto en la moción de apoyo al premio Princesa de Asturias, que salió adelante por unanimidad.

En la sesión tomó posesión el nuevo concejal del Partido Socialista, Isidro Domínguez, que toma el relevo de Porfirio Puente. El nuevo edil participó de forma activa en los puntos del orden del día excepto en la aprobación del acta anterior y pronunciamiento sobre la urgencia.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador