La petición del grupo socialista en Las Cortes de Castilla y León ha logado este martes el apoyo unánime para exigir a la Junta que acabe y repare a la mayor brevedad posible todas las deficiencias de las obras de concentración parcelaria en las localidades bercianas de Quintana de Fuseros (Igüeña) y Noceda, declarada de utilidad pública y de urgente ejecución en 1990. La procuradora berciana del PSOE, Gloria Acevedo, que defendió la proposición no de ley (PNL) en la Comisión de Agricultura y Ganadería, manifestó que el Ejecutivo autonómico “no se puede permitir que después de la tramitación de casi tres décadas, entregue una concentración parcelaria en estas condiciones”. Acevedo recordó que la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, ya respondió en junio de 2016 que las obras se ejecutaban con “normalidad” y que estarían concluidas el pasado verano.

La procuradora socialista berciana precisó que, pese a ello, ha podido constar hace dos días que las deficiencias denunciadas cuando en abril de 2016 el PSOE presentó su PNL siguen impidiendo el normal acceso de los usuarios a sus parcela y que en algún caso se han agravado afectando a infraestructuras como depósitos de agua o depuradoras y poniendo en riesgo de inundación núcleos de población.

En el transcurso del debate, la representante del PSOE respondió a una enmienda del PP pidiendo la participación de los afectados en la constatación de las deficiencias y en el remate final de las obras, de modo que la propuesta definitiva quedó consensuada en los siguientes términos: “Las Cortes de Castilla y León instan a la Junta de Castilla y León a finalizar la concentración parcelaria de Igüeña, Noceda del Bierzo y Quintana de Fuseros en la mayor brevedad posible realizando las acciones necesarias para subsanar, previa comprobación de los defectos observados conjuntamente con los alcaldes respectivos, y agilizar los trámites de la elaboración y entrega de los títulos de propiedad de las nuevas fincas de reemplazo una vez finalizadas las obras con la conformidad de todas las partes implicadas”.

Gloria Acevedo destacó que “el fin importante de la iniciativa es que la concentración parcelaria se ejecute y que los vecinos den su conformidad al remate de las obras y se finalicen”.  

La PNL socialista se hacía eco de las denuncias de los ayuntamientos de Noceda e Igüeña, juntas vecinales y comunidades de regantes sobre las deficiencias en caminos y accesos a las parcelas. “No se han hecho cunetas, pasos de agua, lo que conlleva que la zona sea prácticamente intransitable con números barrizales y predios anegados totalmente por las intensas lluvias y nevadas. Es por ello imprescindible subsanar dicha situación y rematar el proyecto de concentración parcelaria”, apunta la PNL socialista.

Pese a que la tramitación data de 1990, la Consejería de Agricultura y Ganadería no dio hasta 2004 inicio al proyecto de concentración acordado con los propietarios. Desde esa fecha, ha finalizado el replanteo y el acta de reorganización previa a la aprobación del Plan de Mejoras Territoriales y Obras, pero no se llegó a ejecutar la enmienda de 100.000 euros aprobada en 2009 para dar inicio a las obras. Finalizado el procedimiento de licitación y adjudicación, el 24 de marzo de 2015 se inició la ejecución por un importe de más de 800.000 euros, para un presupuesto de licitación que superaba el millón de euros.

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos