Transcripción literal del comunicado de prensa del Grupo Municipal Socialista de Bembibre

Con sorpresa y estupor advertimos que la Junta Vecinal de San Andrés de las Puentes, después de cinco años de infracciones e incumplimientos por parte de Otero, lo amenaza con acudir a los Juzgados por el estado en el que se encuentra la presa de San Facundo, que abastece de agua a Bembibredes de 1986, y a la vez hace público que la Confederación Miño-Sil ha abierto expediente sancionador al Ayuntamiento por captación ilegal de agua en Bárcena, ya que carece de licencia para surtirse del pantano, a pesar de que, en 2011, recibió en tramitación de la última corporación socialista la concesión administrativa.

La nula capacidad de gestión de Otero y su equipo de gobierno se demuestra varias veces todos los días con asuntos como este, donde sin justificación ha subido el precio del agua un 85 % y ahora nos enteramos de que ni siquiera tiene autorización legal. Otero se ha hartado de repetir que no quiere esta infraestructura, pero luego, cuando la presa de San Facundo se queda sin agua desde junio a octubre de cada año, no tiene inconveniente en cogerla de Bárcena, aunque sea pirateándola. A estas mañas nos está conduciendo este personaje.

La gran apuesta de Otero para rechazar la traída de Bárcena era la presa de San Facundo, pero la presa de San Facundo no suministra agua cinco meses al año y, encima, ahora también nos enteramos de que está fuera de la ley, porque siguen sin aprobarse los planes de seguridad y de explotación requeridos por la Confederación y, lo que es peor, sigue sinplantearse la inversión necesaria para realizar la obra de adecuación que evite los riesgos de la ingente cantidad de lodos que se producen. La presa de San Facundo, en fin, es una magnífica solución para el municipio, porque el agua viene por gravedad, pero, claro, hay que tenerla en condiciones de funcionamiento y eso implica emplear dinero, que es justo lo que no quiere Otero. Otero, como en Bárcena, solo quiere el agua, no los costes de su traída. El agua es cosa suya y los costes son cosa de los socialistas.

Ya está bien de hacer demagogia con el agua de Bembibre. No se puede seguir hasta la eternidad con el cuento de que San Facundo sale gratis y Bárcena nos arruina. A la gente hay que decirle la verdad: si queremos seguir aprovechando el agua de San Facundo, hay que legalizar la explotación a todos los efectos, cueste lo que cueste, dejando de robar el agua.Y hay que avisar a la gente también de que esta inversión no sirve para los períodos de estiaje, porque el río Real se queda sin agua y hay que tener otra captación. Por eso es absolutamente imprescindible la traída de Bárcena y porque Otero mucho presumir de no querer el agua del pantano, pero nunca nos ha dicho de dónde puede suministrar a Bembibre los meses de sequía.

La verdad siempre ha estado reñida con Otero y nunca la dirá en esto ni en nada. Le resulta mucho más cómodo echar la culpa a los socialistas de todos los males que tiene Bembibre y así nos va, mientras nos vaya, porque esto tiene toda la pinta de dejar de ir muy pronto.

 

warhol_360