El Ayuntamiento de Guijuelo ha dado el primer paso para institucionalizar el hermanamiento con Bembibre, tal y como se anunció con ocasión del XLV Festival Nacional de Exaltación del Botillo. Una vez más la gastronomía vuelve a ser el nexo entre dos poblaciones, dando continuidad al hermanamiento que el año pasado se iniciaba entre Bembibre y Jaraíz de la Vera para asentar vínculos donde predomine alguno de los ingredientes del botillo.

El Pleno de la villa chacinera dio luz verde por unanimidad a este proceso de hermanamiento a expensas de que se ratifique también en Bembibre, que impulsó este acercamiento en un principio con la participación del alcalde guijuelense en el Botillo de Bembibre, y posteriormente el nombramiento de José Manuel Otero como Matancero de Honor de las Jornadas de Matanza Típica.

Según destaca el medio Tribuna Salamanca, este protocolo de hermanamiento implica el compromiso para establecer e instaurar “relaciones permanentes de cooperación e intercambio entre ambas localidades para estimular todos los sectores que forman el tejido civil, social y económico”. De hecho, “pretende ser algo más que una simple firma de un documento”, con el objetivo final de “comprometer a toda la población de los dos municipios, de tal forma que llegue a ser un elemento dinamizador permanente” fortaleciendo relaciones mediante actividades culturales, deportivas, sociales, turísticas, gastronómicas y económicas.

Un protocolo de hermanamiento que también implicará colaboración institucional en diferentes iniciativas administrativas e incluso económicas y empresariales.

 

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360