La Junta de Gobierno Local de Bembibre ha decidido este lunes mantener el conserje en el colegio Menéndez Pidal. En un primer momento, el pasado 19 de junio el equipo de gobierno planteó la supresión del puesto, lo que provocó el malestar entre los padres e incluso en el propio centro, que pidieron al Ayuntamiento que reconsiderase su postura.

El alcalde, José Manuel Otero, ha confirmado que la Junta de Gobierno Local ha decidido mantener el puesto, aunque todavía no se ha definido el planteamiento ni quién será la persona que desempeñe estas funciones.

Por lo pronto, durante los meses de verano la funcionaria municipal que hacía las veces de conserje en el colegio Menéndez Pidal pasará a desarrollar sus funciones en la Casa de las Culturas, emplazamiento que ha notado la baja médica de trabajadores municipales así como la incertidumbre sobre cuándo se reincorporarán a sus respectivos puestas.

Queda la duda sobre si en septiembre será la conserje actual o, si por el contrario, el Ayuntamiento recurrirá a una contratación específica para el cargo. Independientemente de las formas, el alcalde ha querido lanzar un "mensaje tranquilizador" a los padres de cara al inicio del próximo curso.

Precisamente la pasada semana los padres se quejaban por la decisión del pasado 19 de junio y lo que supondría para los alumnos, entre otras aludían al mantenimiento y limpieza, acondicionamiento de aulas para actividades extraescolares y de otros colectivos ajenos al centro, o incluso para facilitar el acceso al centro cuando los menores deben acudir al médico.

La comunidad educativa agradecía al Ayuntamiento haber dotado al centro con el conserje y pedían que no se retirase, lo que se complementó con una campaña de recogida de firmas en diferentes puntos de Bembibre.

 

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
warhol_360