El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha reconocido que la situación de la adjudicataria del centro de salud, la empresa Arcebansa, S.A. “dificulta el compromiso que tenemos con Bembibre”, sobre todo si finalmente entra en fase concursal. Unos hechos que ya se relacionaron con un nuevo retraso para la construcción de la infraestructura durante el proceso de preconcurso de acreedores que solicitó la empresa.

Las fechas son de todo punto inciertas ya que inicialmente depende de la voluntad de la empresa para desprenderse de la obra antes de entrar en concurso de acreedores, un momento clave que complicaría la tramitación administrativa, tal y como reconoció el propio consejero en visita a Ponferrada, donde apuntó al nuevo retraso que ello supondría.

En este sentido, el consejero confía en ir salvando la situación a corto plazo ya que el tiempo es un factor fundamental y es una de las particularidades del preconcurso de acreedores. Se trata de un periodo máximo de tres meses que contempla la Ley para intentar renegociar la deuda con los acreedores. Sin acuerdo, la empresa dispone de un mes más para comunicar la situación al órgano judicial con la solicitud de concurso de acreedores.

No dejan de ser llamativos los movimientos relacionados con el centro de salud, que se resolvió el pasado 22 de marzo con la firma del contrato el 21 de abril. Cuatro días después salió a la luz la polémica y el anuncio de la empresa de recurrir a preconcurso de acreedores.

 

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
warhol_360