Los concejales del grupo Socialista responden al PPEl equipo de gobierno de Bembibre califica de “deslealtad” la actitud del grupo de concejales del PP por criticar al Ayuntamiento por tener que pagar un exceso de intereses de más de 117.600 euros, “y se jacta de que el BBVA nos haya cargado esos intereses durante tres años sin existir documento alguno que pudiera autorizarlo”. “Para ellos los criminales son las víctimas, no los verdugos”, reprocha el ejecutivo local que considera que “el caso es ponerse de parte de quien atente contra el Ayuntamiento, tenga o no razón”.

En cualquier caso, los concejales socialistas preguntan al PP por qué concluyen que han pasado tres años hasta que se dieran cuenta, y aseguran que “hemos tardado tres años en iniciar el procedimiento de reintegro de los pagos, pero antes ha habido múltiples contactos con la entidad bancaria tendentes a solventar extrajudicialmente el problema”. “Sólo cuando hemos llegado al convencimiento de que no había posibilidad de arreglo es cuando aprobamos por decreto la pertinente liquidación con los intereses legales, destaca el ejecutivo local en una nota de prensa, y añaden que “una vez más los populares confunden la velocidad con el tocino”.

De hecho, los socialistas recalcan que los bancos no presentan facturas susceptibles de fiscalizarse y aprobarse por los órganos de gobierno, y que “operan cargando directamente en las cuentas de sus clientes, generalmente con autorización y alguna vez sin ella, como en este caso donde no existía respaldo jurídico alguno para hacerlo, precisamente por no haberse firmado el contrato que pudiera legalizar esos cargos”.

Entienden que la intención de la oposición es “confundir a los vecinos con afirmaciones como que hay un agujero de “20 millones de pesetas”, pues el único agujero económico es el que el PP dejó en sus calamitosos años de gobierno: 7 millones de euros, “1.100 millones de pesetas””.

Y también piden que “dejen de enredar al alcalde” que “no lleva personalmente la contabilidad del Ayuntamiento, para eso hay funcionarios que se responsabilizan de su trabajo”; que “dejen de aprovechar cualquier coyuntura para perjudicar al Ayuntamiento, que va en perjuicio de todos; y que “dejen, en fin, de desprestigiar y descalificar sin el menor fundamento, simplemente porque haya elecciones”.

Con ello, concluyen que “no hay ningún caos ni desgobierno” en el Ayuntamiento, califican de “modélica” la gestión de hacienda, y puntualizan que “hemos reducido a menos de la mitad la deuda que dejaron los populares en 2003 y, a pesar de la crisis económica, tenemos un Ayuntamiento saneado, con ahorro neto y remanente de tesorería positivos, estabilización presupuestaria e inversiones que superan los 33 millones de euros por mandato electoral. Eso es lo que de verdad duele a los populares”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador