La apertura de la presa provocó importantes daños a la fauna piscícolaSegún publica hoy Diario de León, el concejal de medioambiente del Ayuntamiento de Bembibre, el operario de la empresa concesionaria del servicio municipal de aguas Hidrogestión Socamex y un operario municipal, deberán dar explicaciones por los vertidos de lodo en San Facundo que tuvieron lugar en octubre de 2009. Según este medio provincial, que cita como fuente el auto de la Juez, la titular del Juzgado de Instrucción número 6 ha imputado a estas tres personas por un presunto delito contra el medio ambiente.

En este sentido, existen indicios previos que la empresa presuntamente abrió las válvulas para poder limpiar la captación de agua siguiendo órdenes de un operario municipal supuestamente con el conocimiento del edil de medioambiente, Manuel Ángel Rey, sin que el Ayuntamiento hubiera permiso ni a la Junta de Castilla y León ni a Confederación.

Los hechos se remontan al 9 de octubre de 2009 cuando la apertura de llaves de la presa a la altura de San Facundo provocó un vertido de lodos que afectó a la fauna piscícola con la mortandad de más de un centenar de truchas contabilizadas a la orilla del río. El alcalde pedáneo de San Andrés responsabilizó de los hechos al Ayuntamiento de Bembibre, a la concesionaria del servicio y al concejal de medioambiente expresamente porque, según su versión, había planteado una limpieza en profundidad de la presa “que no reúne las condiciones” por estar “llena de lodos”.

La magnitud de esta problemática llevó al Ayuntamiento a emitir un comunicado en que recordaba que la limpieza de la presa de captación corre por cuenta de la UTE Hidrogestión Socamex, pero nunca llegó a profundizar nadie en el fondo del problema mientras el alcalde pedáneo de San Andrés presentó la pertinente denuncia para que se esclarecieran posibles consecuencias penales por supuestos delitos contra el medioambiente.

Pero en abril de 2010 vuelve a vaciarse la presa vertiendo los líquidos al río Argutorio que, si bien no tuvieron la misma repercusión que la vez anterior, no apareció el responsable de abrir las compuertas. En este sentido, el alcalde pedáneo aseguró que tuvo conocimiento de los hechos porque supuestamente la empresa gestora del servicio de aguas de Bembibre contactó con él para decirle que “alguien” había abierto las compuertas. El Ayuntamiento negó implicación alguna y apuntó a un posible “acto de vandalismo”. El alcalde de Bembibre, Jesús Esteban, aseguró entonces que habían sido objeto de una “manipulación de terceros”.

Ya en noviembre pasado la Confederación Hidrográfica Miño Sil comunicó al Ayuntamiento la sanción que ascendió a 2.500 euros más otros 749 por daños.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador