Una imagen del momento de presentación de EstebanTranscripción literal del comunicado de prensa de la agrupación local socialista

Déjense de interpretaciones surrealistas de la política: la Junta de Castilla y León es la Administración que tiene las competencias de sanidad y transporte, y por tanto la que tiene la obligación de dotar a Bembibre de centro de salud y de terminal de autobuses. Este Ayuntamiento sólo quiere que se aplique la ley.

Déjense de poner paños calientes, mirar al tendido y echar culpas al empedrado. A quien está dañando la Junta es a todos los vecinos de Bembibre y su alcalde se enfrenta con la Junta en defensa de los derechos, los intereses y la dignidad del pueblo que representa. No reclama para él, reclama para todos. ¿Lo entienden? Después de años y años de compromisos incumplidos por parte de la Junta, alguien tiene que exigir su cumplimiento. Ya está bien de tomarnos el pelo con partidas que entran y salen de los presupuestos y nunca se ejecutan. Sin embargo, como siempre, según ustedes, el culpable del robo es el robado, no el ladrón.

Déjense de la vieja cantinela de la chulería del alcalde, que tan escaso resultado les ha dado en los últimos veinte años. Para humilde ya tienen a su candidato. A nadie más se lo hemos oído, pero su candidato repite constantemente que es muy humilde. Miren, cuando uno dice eso de sí mismo es que: o no es tan humilde como dice o está haciéndose perdonar públicamente sus propias limitaciones. 

Lo de la Diputación es también de traca. Todo el mundo sabe que su presidenta no quiere colaborar con el Festival del Botillo y desde hace años ayuda con subvenciones inferiores a mil euros o no ayuda nada. Pues ustedes siguen en la misma línea argumental: la culpa no es de la presidenta, la culpa es del equipo de gobierno, que no sabe pedir. ¿No les da vergüenza razonar así?

Ahora pretenden lavar esa imagen con la remodelación de la Plaza Santa Bárbara, que subvenciona la Diputación (por cierto, no 200.000 € al 100 %, sino 140.000 € al 80 %). Esto no responde a ninguna gracia de la presidenta, es lo que le pertenece a Bembibre en el reparto de los Planes Provinciales que obligatoriamente hay que reconocer a todos los Ayuntamientos de la provincia.

Y lo de Riesco, tómenlo como lo que es: la última oportunidad para Ponferrada de sacar tajada del Plan del Carbón. Como lleva tanto tiempo reclamando esos fondos sin ningún éxito, habrá que pensar, como ustedes, que no se los dan porque los pide con chulería. ¿O en el caso de Riesco, no? Ah, claro, el único chulo es el alcalde de Bembibre. Si la envidia fuera tiña…

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador