El aumento salarial salió adelante con los votos del PPTranscripción literal de la nota de prensa del PSOE

El nuevo equipo del PP, con José Manuel Otero a la cabeza, pasará a la historia por su primera medida de gobierno: SUBIRSE EL SUELDO en plena crisis económica, 60 000 € anuales que suponen un incremento del 66.66 %. ¡¡¡Ahí es nada!!!

Ahora, pasada la campaña electoral, han quedado demostradas sus verdaderas prioridades: primero ellos, luego ellos y después nadie.

Justo la mitad de la subida (30 000 €) se la lleva la dedicación exclusiva de la concejala de cultura, la primera dedicación exclusiva de la democracia que se aprueba en este Ayuntamiento. Se nos ha dicho que para que gane en el Ayuntamiento como los demás concejales y, además, compensarla del trabajo de bedela que pierde en el Instituto. Eso no cuela porque, si sólo va a tener un trabajo, el del Ayuntamiento, le corresponde un solo sueldo, el que tenía, y no los dos. Se nos ha dicho también que reúne el trabajo de dos anteriores concejalías, pero es falso: Jesús Celemín desempeñó esas mismas áreas durante varios años y cobraba por asistencias, menos de la mitad. A su marcha Nancy Prada se quedó con fiestas, pero mantenía sus áreas anteriores de hacienda y relaciones institucionales. Esta dedicación exclusiva sólo responde a problemas e intereses internos del PP, no a las necesidades de Bembibre.

La otra mitad de la subida (30 000 €) se la reparten equitativamente las asignaciones por asistencias de los demás concejales de gobierno. Se nos ha dicho que para actualizar el IPC, pero es falso: los socialistas estuvimos los cuatro años del mandato sin subirnos un euro y, si ahora quisieran subirse los cuatros de golpe, el incremento legal sería del 9,2 %. Pues bien, la subida ha sido del 33,33 %, que no está nada mal, pero suena a burla cuando el personal del Ayuntamiento ha tenido la rebaja salarial del 5 % de todos los funcionarios públicos.

Queda claro que eso de la austeridad y el control del gasto están muy bien para cazar incautos en la campaña electoral. En seguida la realidad despeja las intenciones reales que tiene cada uno en esto de la política.

Con todo, lo más vergonzoso es de dónde han ido a sacar el dinero. El presupuesto había quedado cuadrado hace dos meses y para subir a los concejales había que quitarlo de otro sitio. Pues bien, se ha quitado, por una parte, de una baja de 25 000 € que obtuvimos los socialistas en la contratación de la limpieza de dependencias públicas; y el resto, de plazas vacantes de personal que decidimos no cubrir este año precisamente por la crisis económica.

Así, los ahorros obtenidos por ambos conceptos, en vez de aplicarse en beneficio general, se aplican exclusivamente en beneficio de alcalde y concejales populares. Unos ahorramos en la limpieza y en los empleos mientras otros lo gastan en subirse sus propios sueldos. Precioso ejemplo para la población, máxime cuando los sobresueldos no tienen subvención, sino que salen directamente de los impuestos que pagan los vecinos de Bembibre. 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador