Es una de las polémicas en el inicio de esta legislaturaRoberto Fernández aseguró que el equipo de gobierno no sólo no tiene nada contra la empresa Cel Celis, incluso “estamos dispuestos a apoyar a las empresas para que creen empleo y riqueza”, aunque recordó que el resto de las empresas han pagado por la adquisición de su correspondiente parcela y “todas las empresas tienen que tener el mismo tratamiento”. A este respecto, el Ayuntamiento no está en disposición de renunciar al pago por la primera anualidad, que debió producirse el pasado 1 de julio, según el teniente de alcalde.

Por un lado, lanzó una crítica indirecta a la empresa Cel Celis por no haber cumplido el primero de los plazos de pago, que venció el pasado 1 de julio, y por otro lado crítica directa al anterior equipo de gobierno por haber cuantificado 1,6 millones de euros en 2008 cuando los ingresos se iban a distribuir anualmente a partir de 2011 y a razón de un porcentaje por derechos de producción de energía solar, aproximadamente a 25 años.

El teniente de alcalde rebatió el punto de vista del portavoz de la oposición, Gerardo Álvarez Courel, a quien le recordó que “el agujero de tesorería existe porque se cuantificó como ingreso el importe de 1,6 millones, se gastó y no se ha ingresado ni un solo euro, ese es el grave problema del Ayuntamiento desde entonces”. Pero también respecto a los ingresos que anualmente percibirá el Ayuntamiento por producción energética (que suplieron el formato tradicional de venta), que Courel cuantificó en 90.000 euros al año, sobre lo que discrepó el teniente de alcalde. “Parece mentira que hayan gobernado el Ayuntamiento tantos años, porque cuando hablan de los 90.000 euros al año que supuestamente iba a ingresar Cel Celis, hay que decirles que no son 90.000 año sino el 83,80% de los derechos que hipotéticamente iba a generar, que se estimaban en 90.000. Y los ingresos que se estimaban que se iban a producir eran 75.420 euros por año”.

Pero donde más crítico se mostró Fernández fue en la versión de la oposición para negar que existe un agujero de 1,6 millones, hasta tal punto que aseguró que el anterior alcalde, Jesús Esteban, en calidad de presidente de Pibasa, remitió una carta a la Junta fechada a 28 de diciembre para que la subvención pignorada a la Cel Celis se ingrese en la cuenta municipal “y que era la garantía de los acuerdos que habían alcanzado”. Algo que “ya fue exigida por el alcalde para que cuando se produjese se ingresara en la cuenta de Pibasa”. Aludió de esta forma a que el Ayuntamiento buscó una justificación para el agujero de 1,6 millones.

También hubo alusiones directas a la empresa, que no ha ingresado en la fecha prevista la primera anualidad por producción energética en virtud del acuerdo. “A la fecha el Ayuntamiento ha recibido cero euros de ingresos de Cel Celis”, aseguró Fernández, quien declaró que el pasado 29 de junio remitieron una carta con fecha de entrada 1 de julio donde “dicen que están dispuestos a ceder los derechos cuando lo que tendrían que haber hecho antes del 1 de julio era perfeccionar esos derechos y hacerlos efectivos al Ayuntamiento”.

Comentarios  

0 #1 Empresascrepúsculo 31-08-2011 20:02
Las empresas son de libre mercado, no deben subvencionarse en absoluto, quién crea una empresa sabe a lo que se arriesga, perder o ganar, los impuestos deben ser proporcionados y no salirse de madre, las empresas no son el chocolate del Loro, cuesta mucho crear una marca y sacarlas adelante sobre todo en un país como este que ni es Alemania ni Francia ni mucho menos países del norte de Europa en donde la crisis les ha llegado de resbalón porque sus políticas económicas y sus gobernantes nada tienen que ver con los nuestros que en muchos de los casos parecen trileros haciendonos creer que esto es la champions, gran error, por eso y el despilfarro estamos así.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador