El alcalde opta por evitar el enfrentamientoEl alcalde de Bembibre, Jesús Esteban, ha confirmado que el Ayuntamiento estudia dar la razón a los vecinos de los barrios del Socuello y la Estación ante el rechazo de éstos a los proyectos de construcción de vivienda protegida y la ubicación del puente. Una razón que tiene una consecuencia directa: el Ayuntamiento mantiene los proyectos con modificación, pero no en estos barrios.

El primer edil destacó que no quiere enfrentamiento con los vecinos razón por la cual “estamos estudiando darles la razón”. En este sentido, los dos proyectos planteados tendrán matices, y en principio se llevarán a cabo aunque, en el caso de la promoción de vivienda protegida, no será en el Socuello sino en Viña Lucrecia.

“Si no las quieren, 60 familias menos que se incorporan al barrio del Socuello”, puntualizó Esteban, que añadió que “no tenemos ningún problema para ubicarlas, no habrá una ubicación definitiva al día de hoy pero sí tenemos 6.000 metros cuadrados libres en la zona de viña Lucrecia donde se han ubicado ya otras viviendas de protección oficial”.

Diferente es el caso del puente sobre el Boeza. El alcalde explicó que los vecinos mostraron su oposición al emplazamiento propuesto como definitivo, en la prolongación de la calle Río Miño hasta conectar con el paraje de El Barco, pero mostraron su preferencia por el anterior trazado, a la altura del matadero. En su momento, el Ayuntamiento modificó aquel proyecto por una importante reducción de los fondos del carbón, pues aquella propuesta suponía la construcción de un puente sobre el río y una continuación sobre las vías del ferrocarril. Entre ambas propuestas hay una diferencia de 300 metros, precisó el alcalde, y “si comprenden que acortando 300 metros la distancia del barrio con el centro de Bembibre supone no darle ningún servicio al barrio, volveremos al emplazamiento que ellos pretenden”.

Pero la segunda cuestión es la financiación. El regidor aseguró que no hay dinero suficiente, pero los vecinos “nos dicen que si no tenemos el dinero para completar la obra, que la hagamos en dos veces. Pues se puede hacer: primeramente hacemos un puente en el Boeza a la zona del matadero, que será comodísimo para que puedan pasar los vecinos de Viloria, y en un futuro, si el Ayuntamiento consigue otros 3 ó 6 millones de euros, completaremos la obra pasando el puente por encima del camino de Viloria, por encima del ferrocarril, y de esa manera quedará un paso magnífico para los vecinos de San Pedro Castañero. Lo que veo muy difícil es que los vecinos del Socuello utilicen ese puente, no sólo no se acortan metros, si no que se amplía la distancia”.

Con esta determinación, se plantea ahora la duda sobre qué proyectos se materializarán en el Socuello en lo que resta de legislatura. En cuanto a las viviendas de protección el alcalde recuerda que hay un problema de despoblación, apreciable claramente en la reducción de alumnos del Colegio Santa Bárbara, que ha pasado en unos años de los 400 alumnos a los 100. Los vecinos no quieren que se construya en las instalaciones del antiguo Club Deportivo Santiago justificando que se trata de una zona deportiva y de ocio, pero que dejó de usarse hace aproximadamente cuatro años. “Uno de los objetivos de las viviendas era meter 60 familias y potenciar la población, pero ellos dicen que la potenciación de la población se consigue mejor declarando urbanizado todo el suelo que está más allá de la Vía Láctea. El camino a Viloria”.

Dudas también sobre el puente, que no hay garantías sobre cuándo se habrá terminado, máxime cuando la financiación del Plan del Carbón está en vilo de su prórroga, al margen de que se los proyectos de inversión atienden a una cuestión de voluntad, si el Ayuntamiento optará por destinar más fondos para este puente, más caro, o realizar inversiones en otros proyectos en el municipio.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador