El Ayuntamiento saldará su deuda a expensas de que otras administraciones hagan lo propio con Bembibre

El Pleno de Bembibre aprobó ayer el Plan de Ajuste que contempla las medidas que aplicará para la devolución de 1.846.000 euros que solicita con cargo al lan de Pago a Proveedores del Gobierno. Si bien el pasado 12 de marzo se había solicitado esta línea con una previsión de 2 millones, aquella cantidad quedó rebajada por cuanto sólo se incluyen facturas del Ayuntamiento, no así de los patronatos.

El Ayuntamiento acude a este Plan de Pago para hacer frente a las facturas adeudadas a los proveedores, principalmente por importes que debe la Junta de Castilla y León a la administración local por los fondos del Plan del Carbón. Se trata de un importe aproximado de 2 millones de euros. Así lo recoge el informe de intervención que destaca que “si no fuera por esta grave falta de liquidez inducida por otras administraciones territoriales, ningún otro indicador económico nos informa de que pudiera ser necesario elaborar y cumplir un Plan de Ajuste”. Un informe de intervención que también pone de manifiesto que no hay expectativas claras de que este importe se pueda cobrar a lo largo de este año 2012.

Este Plan de Ajuste se repercutirá a los ciudadanos vía subida del IBI tal y como estableció el Ejecutivo de la Nación, a razón de un 10% en 2012, un 10% en 2013 y la actualización cargo al IPC hasta 2022, pero también habrá otra serie de costes que deberán asumir los beneficiarios de determinados servicios.

En primer lugar, la guardería, que subirá la tasa en cuantía todavía por definir pero en importe suficiente para cubrir el déficit de 22.000 euros anuales que justificó el alcalde. Este servicio dejará de prestarlo la concesionaria actual, Clece, según se informó en la sesión plenaria de ayer, pero será el Ayuntamiento quien gestionará directamente la guardería municipal.

Para ello, contempla ya la subrogación de cinco trabajadores de la guardería que pasarán a formar parte de la plantilla municipal a partir de la extinción del contrato con Clece, el próximo mes de junio.

También las piscinas municipales tienen un déficit anual de 154.000 euros. Un importe que afronta el Ayuntamiento de Bembibre aunque el servicio está privatizado, también en manos de Clece.

La peculiaridad de esta concesión es que fue en un paquete conjunto con la residencia El Santo por la cual el Ayuntamiento sí que percibe una contraprestación. En cualquier caso, el Plan de Ajuste contempla que “cuando se saque a licitación la residencia queremos que paguen más y nosotros pagar menos por las piscinas”, explicó el portavoz popular Roberto Fernández.

Otras medidas para convencer al Gobierno de que se va a devolver este importe es mediante la realización propia de trabajos de defensa jurídica del Ayuntamiento por parte de personal funcionario en lugar de servicios externos.

También bajarán gastos en subvenciones a asociaciones y clubes deportivos, expresamente en cuanto al mantenimiento de los locales.

El PSOE en contra por considerar que la Junta debe pagar sus deudas y el equipo de gobierno dice que no va a demorar el pago por aquellos servicios contratados

El portavoz del PSOE, Manuel Ángel Rey, se mostró crítico por el hecho de que el Ayuntamiento de Bembibre acumule una parte importante de esta deuda por el impago de la Junta de Castilla y León de cantidades correspondientes al Plan del Carbón. Rey desgranó este importe de 1,84 millones de euros, y justificó que medio millón se podría afrontar con el remanente de tesorería que presentó el ejecutivo local, y no concibió que haya “que pagar intereses por el incumplimiento de la Junta”. “Si la Junta hubiese pagado esas facturas no tendríamos esta grave falta de liquidez”, lamentó el portavoz socialista.

Rey también cuestionó la política fiscal de Otero y recordó que “ustedes dijeron que bajarían los impuestos, pero sube el IBI en 2012 y 2013 y habrá una actualización con cargo al IPC hasta 2022”, lo que supone “estamos hipotecando los próximos diez años”.

El alcalde, José Manuel Otero, rechazó que el incumplimiento de otras administraciones con Bembibre sea motivo para que el Ayuntamiento incumpla con su obligación de pago. Asimismo, defendió el papel de la administración autonómica por cuanto, si bien el pago de las cantidades adeudadas corresponden a la Junta, la responsabilidad, dijo, "viene del Gobierno anterior del PSOE". "Esto no viene de estos tres meses que gobierna Rajoy, sino del Gobierno anterior, así que miren a quien echan la culpa porque seguramente nunca se generó ese convenio, y si se generó quien tendría que haber abonado era el Instituto del Carbón y el Ministerio de Hacienda gobernado por el PSOE hasta hace tres meses".

También recordó que el IBI no lo ha subido el Ayuntamiento, “sino que nos viene dado”, y que “aplicar el IPC no es una subida como ustedes decían cuando gobernaban”.

Por su parte, el portavoz del PP reiteró que esta medida tiene como objetivo principal salvar las “dificultades que tienen muchas empresas por el impago de las administraciones públicas”. Y por ello, durante los próximo diez años pretende ajustarse “para sanear las cuentas, y ya no podemos seguir como hasta ahora gastando lo que no teníamos”.

Recordó que la deuda se eleva a 7 millones de euros y “ya no hay nada que privatizar, y lo que tenemos nos cuesta dinero”, como es el caso de la guardería cuyo déficit se traslada al Ayuntamiento, o las piscinas municipales que dependen de la aportación municipal.

Rey concluyó cuestionando que estas subidas supongan en el futuro una rebaja, a la vista de que una vez el Ayuntamiento ingrese las cantidades adeudadas por la Junta automáticamente se destinarán al pago de estos fondos. “Si se cobran esos 2 millones de euros, ¿van a bajar el IBI?”, preguntó Rey, que se encontró con la respuesta del alcalde que “eso nos viene dado, nosotros no podemos hacer esa bajada”. El portavoz socialista recalcó que “es opcional, no tienen por qué acogerse a ello”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos