Al final del último Pleno se produjo una fuerte discusión

Transcripción literal del comunicado de prensa del PSOE 

Desde la constitución de la actual corporación municipal, José Manuel Otero ha querido acompañarse de su clac de palmeros en las sesiones plenarias para hostigar al grupo de oposición. Se citan a través de mensajes de teléfonos móviles e intervienen coreando y aplaudiendo a su líder venga o no a cuenta, y lo que es peor, abucheando e insultando a los socialistas una y otra vez. Ya habíamos dado cuenta de anteriores altercados producidos por este motivo, pero sin resultado alguno.

Otero trata de disimular sus carencias personales con los gritos de la bancada, pide orden con la boca pequeña y mantiene en todo el acto una actitud insolente y desquiciada que provoca a su gente. Los enfrentamientos se trasladan a la calle y en Bembibre se masca un clima de crispación impropio de una democracia.

En el último pleno los ánimos se desbordaron aún más al término de la sesión y, como suele ser habitual, se descargaron contra nuestra concejala Nancy Prada, que, entre zarandeos y empujones de otras personas, tuvo que soportar todo tipo de improperios de Gonzalo Mansilla, exalcalde de Bembibre, y que, echándole el aliento a la boca, le llamara “ladrona” uno de los asistentes, César Ferrero, concejal en puertas del PP.

Todo esto, ante la actitud impecable de la Policía Local, que se interpuso a los alborotadores y evitó males mayores acompañando a nuestra  concejala hasta fuera del recinto. Todo esto, también, y es lo más lamentable, ante la pasividad y la indiferencia del alcalde y demás miembros del equipo de gobierno, que no trataron en ningún momento de apaciguar los ánimos ni se interesaron por el estado de Nancy Prada.

Una vergüenza que, por repetida, hay que hacer pública para conocimiento general y para que le salgan los colores al auténtico responsable de todos estos desmanes, José Manuel Otero, que, a falta de recursos dialécticos, creyendo que gana quien más grita y más injuria, se ha empeñado en convertir los plenos en campos de batalla, sin ninguna clase de respeto a los socialistas, de los que insinuó que nos habíamos llevado para nuestras casas el dinero del ayuntamiento y que todos los expedientes de contratación tenían irregularidades y trapicheos con los funcionarios. Este es el actual alcalde de Bembibre.

Ante la manifiesta incapacidad de Otero para dirigir la corporación municipal y su nula voluntad de mantener el orden, desde aquí le significamos que no nos va a amedrentar, que seguiremos acudiendo a los plenos caiga quien caiga y que de inmediato pondremos en marcha acciones penales contra los participantes en los altercados y denunciaremos estos hechos a la Subdelegación del Gobierno para que tome cartas en el asunto. 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos