El portavoz de la comisión de vecinos, José GonzálezLa comisión de vecinos de los barrios del Socuello y La Estación ha criticado la actitud del Ayuntamiento sobre los proyectos que afectan a los barrios. Si bien agradecen que el Consistorio haya tomado la determinación de trasladar la ubicación de las viviendas, desconfían de las intenciones que apuntan a la venta de los terrenos del antiguo campo del Club Deportivo Santiago, y sienten que han sido tratados “como juguetes” por haberles hecho creer que el puente se llevaría al matadero cuando no va a ser así.

“En pocas palabras nos llama de todo menos guapos”, consideró el portavoz de los vecinos, José González, sobre las declaraciones recientes del alcalde en Pleno. “Una pena tener un alcalde que da la razón a los vecinos y hace luego lo que quiere, claro está, con el consentimiento de la oposición”. De esta forma expresan su malestar con las intenciones del Ayuntamiento respecto a los proyectos municipales.

Sobre el traslado de las viviendas de protección oficial, están de acuerdo con la ubicación de Viña Lucrecia, “pero lo que sí vemos un acto de prepotencia es quitar al barrio unos terrenos que en su día el Ayuntamiento no los pudo comprar y tuvo que recurrir a los vecinos para que hicieran un desembolso para adquirir y avalar la construcción del colegio. Y ahora quiere adueñarse de ellos y venderlos al mejor postor por lo que sea”, critica González.

Del puente, entienden que “nos tomó el pelo”. “Nos dijo que lo iba a hacer donde dijo en las elecciones, nosotros no pretendíamos nada más que una buena circunvalación, pero ya se han olvidado de lo que prometieron en las elecciones”. Una crítica que viene motivada por el cambio continuo en la ubicación propuesta, inicialmente a la altura del matadero, luego conectando con el paraje de El Barco, posteriormente y tras el escrito vecinal vuelta al matadero y por último las declaraciones del alcalde diciendo que aquello fue en tono irónico. “Dicen que eso era una broma”, critica el portavoz de los vecinos, que considera que no se les ha tratado como personas sino “como juguetes”.

Sobre el futuro de la comisión y las acciones futuras, González aseveró que lo va a someter a la consideración de los vecinos. “El barrio tiene que ser el que diga si esta comisión sigue adelante o no”. Por el momento, la comisión va a “recoger firmas y saber el aval que se puede tener” dejando en manos de éstos el futuro de la misma.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador