El Ayuntamiento de Bembibre ha movido ficha en relación a las ausencias del exterior del pabellón Bembibre Arena, y lo ha hecho, al menos en un primer momento, contra la empresa Constructora San José. A la mercantil le reclama la subsanación de las deficiencias, cuya valoración estimada se eleva a 252.000 euros, manifestó el concejal de Obras, Federico Fernández. Sin embargo, si hubiera una negativa por parte de ésta habría un requerimiento en vía penal por posible falsedad en documento público.

En estos términos se pronunció el edil de Obras que repasó los acontecimientos desde el momento en que hace poco más de un año, el 22 de noviembre de 2011, los técnicos del Ayuntamiento informaron de supuestas deficiencias respecto a la ejecución del proyecto. Pero lo que tomó como referencia fue un informe del arquitecto de fecha 13 de febrero de 2012 en que pone de manifiesto que existen diferencias entre “las partidas proyectadas y certificadas y lo realmente ejecutado”.

Entre estos supuestos incumplimientos pero certificados, el concejal apuntó a una parte del muro de contención con escollera que, a su vez, “deja sin sujeción el terreno arcilloso”; la tubería de drenaje, que “se encuentra colocada superficialmente sobre el terreno”; la plantación de casi 6.000 metros de diferentes especies arbústicas “no se aprecia que se haya ejecutado de acuerdo con el proyecto, y se han certificado además 1.200 metros cuadrados más de los que figuran en el proyecto”; o el “suprimido de parte de las sendas que figuraban en el proyecto”. Entre otras deficiencias que enumeró el concejal.

Estas ausencias que, según aseguró Fernández, fueron comunicadas a la empresa, no tuvieron una respuesta satisfactoria. Ello derivó en un informe del secretario “que constata las deficiencias y nos informa de las actuaciones a realizar”. Por un lado, en vía administrativa el Ayuntamiento inicia el procedimiento correspondiente, incautando la garantía definitiva que presentó la empresa por importe de 39.490 euros. Pero que, a todas luces, resulta insuficiente para resarcir los costes, que se estiman inicialmente (a falta de valoración técnica definitiva) en 252.000 euros. En consecuencia, pedirá responsabilidades por la vía del procedimiento de apremio.

Por otro lado, el Ayuntamiento ha dejado caer la comisión de un presunto delito de falsedad en documento público por las certificaciones de obra no realizadas. Algo que se incluye en el informe del secretario que dice que “si se demostrase que han sido certificadas a sabiendas unidades de obra que no han sido ejecutadas, conllevando a error a funcionarios y otras autoridades que informaron favorablemente, podría estar tipificada como falsedad en documento público”.

Unas responsabilidades penales que no va a pedir de mano el Ayuntamiento: “yo no deseo que se procese a nadie, eso a mí no me interesa”, lo que iría en consonancia con la postura que defiende el alcalde, José Manuel Otero. A este respecto, el Ayuntamiento se daría por satisfecho con que la empresa completase los trabajos del exterior del Bembibre. “Si la empresa hace lo que tiene que hacer, pues no hay más que hacer”, pero, en caso contrario, el proceso seguiría su curso en vía penal.

VÍDEO COMPARECENCIA DEL CONCEJAL FEDERICO FERNÁNDEZ

 

{jomcomment lock}
728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360