Bembibre Digital inicia aquí un nuevo formato, “Cara a Cara”, con el que pretendemos ofrecer a nuestros lectores la posibilidad de valorar y contrastar las respuestas ofrecidas por dos interlocutores, sobre distintas materias u opiniones enfrentadas, para que sea cada lector quien saque sus propias conclusiones. Por lo tanto permanecerá desactivada la opción de comentarios.

Manuel Ángel Rey 

Manuel Ángel Rey (PSOE)

 Sigifredo Benavides

Sigifredo Benavides (PP)

El primer Cara a Cara de Bembibre Digital se centra en los presupuestos municipales. El equipo de gobierno sacó adelante el pasado 7 de marzo los presupuestos de 2013 con el voto en contra del Partido Socialista. En el debate, cada parte expresó su punto de vista con una valoración muy diferente. La oposición se refirió a una “fiabilidad nula”, mientras el PP destacó que se trata de “unos presupuestos realistas”. Dos formas de ver la situación en el ámbito municipal con argumentos muy distintos entre sí. Nosotros hemos querido profundizar en los mismos.

Hemos pedido al portavoz de la oposición municipal, Manuel Ángel Rey, y al portavoz del equipo de gobierno en el último Pleno de presupuestos, Sigifredo Benavides, un análisis en profundidad respondiendo a una serie de preguntas que elaboramos según el desarrollo de aquel Pleno. En ambos casos aceptaron con gusto y sin condiciones participar en este primer Cara a Cara.

BD.- ¿Son unos presupuestos realistas o son unos presupuestos poco fiables?

Rey.- Los dos presupuestos que ha presentado Otero en Bembibre han sido basados en propuestas incumplidas y en propuestas que nunca piensa cumplir, es decir, en mentiras, así que, insistimos, su fiabilidad es nula.

Benavides.- Si nos atenemos a la definición de fiabilidad (“probabilidad de buen funcionamiento de algo”). Los presupuestos del ayuntamiento de Bembibre son totalmente fiables, realistas y realizables, ya que en su mayor parte dependen de recursos propios o de subvenciones ya confirmadas. Solamente la 9ª fase del polígono cuya financiación depende del plan del carbón, está considerada como de “baja fiabilidad” a causa de la indefinición actual de este tipo de planes.

BD.- Pero antes de profundizar en los presupuestos de 2013 volvamos un momento la vista atrás.  ¿Cómo valoran el grado de ejecución de los presupuestos de 2012?

Rey.- Los presupuestos del año pasado son el primer ejemplo de lo que decimos, se presentaron como una bajada de medio millón de euros respecto a los últimos nuestros y, solo en inversiones, han acabado siendo cerca de tres millones menos. Para que se vea que no divago, quedaron sin ejecutarse las siguientes partidas:

- Urbanización de la Calle Los Prados  312.000 €
- Depuradoras de varias pedanías  120.000 €
- Colectores de varias pedanías  45.000 €
- Pista de ocio en Viñales  40.000 €
- Tribuna y cerramientos de los Campos de El Barco  50.000 €
- Novena fase del polígono industrial  2.181.693 €

Esto hace un total de 2.748.693 €, lo que demuestra que el presupuesto de inversiones del año pasado fue un presupuesto fantasma, cosa que coincide con la percepción de la gente, pues sabe perfectamente que desde que gobierna Otero en Bembibre no se ha acometido ninguna inversión que merezca ese nombre, ha acabado (o no) las que nosotros dejamos pendientes y ahí se han plantado.

Al final el presupuesto real del 2012 fue de 7.888.000 € y no el que presentaron de 10.637.000 €, así que supuso una reducción real de más del 27% con relación al nuestro.

Benavides.- La ejecución prevista en el ejercicio 2012 estaba basada en su mayor parte en financiación externa, supramunicipal. En este sentido quedó lastrada por la total supresión de subvenciones. Por otro lado la “gran mentira”  de la promesa del anterior equipo de gobierno de haber dejado financiadas las dos grandes obras  (Casas del hombre y polígono industrial) supuso un duro golpe para los proyectos de inversión de Bembibre.

Por este motivo, los presupuestos actuales al depender de financiación propia, se van a realizar porque la gestión económica empieza a dar sus frutos en nuestro ayuntamiento.

BD.- Dice el grupo socialista que en los presupuestos del 2013 se repiten varias actuaciones ya contempladas en el ejercicio 2012 ¿Qué explicación podemos darles a los ciudadanos?

Rey.- Quien tiene que explicarse es el equipo de gobierno. Nosotros nos limitamos a constatar esa realidad. Es un escándalo, especialmente, que vuelvan a incluir por el mismo importe de 2.181.693 € la 9ª fase del polígono industrial, que, por supuesto, sigue sin ejecutarse. Nos toman a todos por tontos.
 
Es un engaño para maquillar ante la gente la falta de inversiones. Otero, en 2013, ha anunciado 553.000 € de cosecha propia y otros 128.000 € de la Diputación para arreglar calles. Efectivamente, si les sumamos estos más de dos millones del polígono, las inversiones se sitúan en un 27 % del presupuesto de gastos; pero, como no hay nada que sumar del polígono, las inversiones se quedan en un 7 % del total presupuestado, que es una cifra ridícula para Bembibre.

En definitiva, el presupuesto real de 2013 es de 7.700.000 €, no los 10.061.000 € que se han anunciado, y están por ver aún los incumplimientos que tendremos que denunciar el próximo año.

Benavides.- Como se dijo anteriormente se suponía que los organismos supramunicipales iban a mantener las líneas de subvención habituales, pero la crisis supuso la brutal supresión de todas ellas. La pista de ocio de Viñales o la tribuna de El Barco estaban pendientes de estos planes suprimidos.

Ante esta situación de crisis la respuesta de este equipo de gobierno ha sido la de optimizar recursos y ahorrar al máximo en todas las concejalías. Poner en orden las cuentas del ayuntamiento y a partir de ahí comenzar  actuar. Estos son los primeros presupuestos que gracias a una gestión económica ejemplar, permitirán comenzar a realizar inversiones en nuestra villa.

BD.- Según el equipo de gobierno la deuda municipal se redujo del 65.17% al 48,60% a pesar de que el ayuntamiento recurrió a un préstamo para hacer frente al pago de proveedores ¿Debemos felicitarnos por este dato?, ¿Cómo lo interpretan?

Rey.- Si fuera verdad, habríamos dado con la varita mágica de la economía, porque no es posible pedir préstamos y a la vez bajar deuda. Lo que ha sucedido es que han sacado del Ayuntamiento y metido en la Mancomunidad Ribera del Boeza 1.800.000 € del préstamo de AcuaNorte por la nueva traída de agua que nosotros habíamos contabilizado en el Ayuntamiento. No hay, pues, rebaja de ningún tipo, sino ocultación de deuda.

Al contrario, se debe más porque también han pedido un préstamo ICO de 353.880,55 € y un préstamo ICOBANKIA de 1.686.566 € y siguen sin aparecer en las cuentas oficiales del Ayuntamiento Las Casas del Hombre, donde Otero ha tenido que reconocer que se debe a la empresa constructora alrededor del millón de euros.

Si sumamos todo esto y nos dejamos de las milongas que nos cuentan, la deuda real del Ayuntamiento está más de dos millones y medio de euros por encima de como la dejamos nosotros.

Benavides.- En primer lugar estos datos no los da el equipo de gobierno, sino el interventor municipal, un técnico ajeno a cualquier manipulación política. El bajar la deuda supone por un lado saber que tu gestión es la correcta, y por otro crear un margen de maniobra para posteriores actuaciones económicas.

Pero la deuda no desaparece porque sí. Desde todas las concejalías y con la exigencia de compromiso de nuestro alcalde, nos propusimos ahorrar y luchar por cada euro que gestionamos. Se apagaron farolas (Recuerdo que se debían a fenosa 50 millones de las antiguas pesetas), se peleó por cada contrato, se optimizó el personal…etc. Todo ello va dando sus frutos, y ahora podemos presumir de pagar lo que compramos.

BD.- ¿Consideran adecuado el tiempo de demora en el pago a proveedores?, ¿Porqué antes se tardaba tanto en pagar y ahora no?, ¿Es adecuado transformar la deuda a proveedores en bancaria?

Rey.- Benavides suele decir cosas muy raras cuando habla de nuestra gestión económica. Nunca tuvimos problemas para suministrarnos con ningún proveedor de Bembibre o de fuera de Bembibre, así que muy descontentos no debían de estar.

En lo de transformar a bancaria la deuda de proveedores dice una verdad a medias, o sea, otra mentira. Según acabamos de decir, pidieron un primer préstamo de 353.880,55 € y nada tenemos que oponer, porque era más o menos lo que nosotros teníamos pendiente de pagar, y es mejor solución deber al banco que a particulares. Con nosotros no existía esa posibilidad legal.

Pero luego pidieron otro préstamo de 1.686.566 € completamente innecesario. Decían que para adelantar los pagos del nuevo puente y de la 7ª fase del polígono, pero, así, le ahorraron los intereses a la Junta de Castilla y León, y  los cargaron a las espaldas a los vecinos. Una operación absurda.

Benavides.- Este equipo de gobierno se encontró con un caos económico-financiero, donde a pesar de haberse recibido una cantidad ingente de dinero externo, las obras estaban a medias, con gastos sin partida presupuestaría y donde además el proveedor no cobraba.

Lo primero que nos planteamos desde este equipo de gobierno era pagar a todos aquellos proveedores que habían prestado servicios a este ayuntamiento y planificamos una gestión que permitiera a todos seguir cobrando en los plazos legalmente establecidos para ello, tal y como ocurre en la actualidad.

El transformar la deuda a proveedores en deuda bancaria tiene dos grandes beneficios: En primer lugar se da aire a los proveedores que están ya más que asfixiados por la crisis (Me pregunto cuantas empresas salvó este plan. Seguro que son muchas). En segundo lugar mientras pagues la cuota bancaria, puedes considerarte el corriente de los pagos. Por eso nuestros presupuestos son realistas, ya que permiten pagar a los proveedores en plazo y garantizan el pago de las cuotas bancarias comprometidas.

 

BD.- El presupuesto de 2013 se ha reducido un 5,6% respecto al del año anterior ¿Creen que esta reducción es acorde con la situación actual de crisis económica, o hay otros factores a tener en cuenta?

Rey.- Lo hemos explicado antes, no tiene sentido seguir hablando de una reducción del  5,6 % cuando la reducción real ronda el 30 %. Lo primero podría ser disculpable, lo segundo, no. Demuestra la escasa capacidad de gestión que tiene Otero al frente de un Ayuntamiento como el de Bembibre. No se puede cargar todo a la crisis cuando el Partido Popular gobierna en todas las instituciones y vemos que, a diferencia de otros Ayuntamientos, al de Bembibre no llega un euro. Ya no solo es que Otero no tenga capacidad de gestión, es que tampoco tiene peso político.

Benavides.- La cuestión no es de si se baja o se sube el presupuesto, sino de su capacidad de realización y de respuesta a los fines para los que se realiza. Se puede subir el presupuesto de un modo irreal sin que sirva para nada. Se puede presupuestar el ingreso de 1.5 millones de euros de una empresa del polígono que se sabe que no va a poder pagar y esa subida presupuestaria no sirve para nada. Si además ese dinero no cobrado se gasta, no solo no tienes unos presupuestos irreales, sino que además estas empeñando nuestro ayuntamiento (A eso es a lo que estamos acostumbrados en Bembibre).

Este presupuesto va a permitir seguir en esa línea de ahorro y control económico que cimentará las bases para actuaciones futuras de mayor calado.

BD.- El alcalde anunció un remanente en tesorería por encima del millón de euros. ¿Es fruto de una buena gestión o de la falta de actividad municipal?

Rey.- En las condiciones que funciona el Ayuntamiento nos parece una cifra muy modesta. Si  no se hace nada, es muy fácil ahorrar; lo difícil es ahorrar cuando se hacen inversiones en el municipio de 40 millones de euros, como hicimos nosotros en nuestro último mandato.

Otero ha optado por desinvertir e ignora que un Ayuntamiento no está para eso sino para prestar servicios a los ciudadanos y mejorar su calidad de vida. De hecho, ante los forasteros presume de las inversiones que hicimos nosotros como si fueran suyas: el Bembibre Arena, la Casa de las Culturas, el Polígono Industrial, los Campos de El Barco, el Puente del Socuello, las Piscinas Climatizadas y tantas otras. Sin embargo, cuando se dirige a la gente de Bembibre, nunca habla de nuestras inversiones sino de nuestras supuestas deudas.

Nada más tomar posesión Otero empezó a decir que se había encontrado una deuda de los socialistas con proveedores de dos millones de euros, sencillamente porque era lo que se debía en aquel momento, sin esperar a completar el ejercicio económico, como debe hacerse, con los ingresos que iban a generarse en el resto del año.

Así sucedió que, cuando Montoro aprobó los  planes de pagos a proveedores a finales de 2011, Otero, como no había más deuda nuestra, solo pudo meter los 353.880,55 € del ICO y, para justificarse y llegar a los dos millones que había divulgado, tuvo que meter en ICOBANKIA 1.686.566 € del nuevo puente y de la 7ª fase del polígono, cuando, como hemos dicho, no los debía el Ayuntamiento sino la Junta de Castilla y León por el retraso en el pago de las subvenciones del Plan de Carbón que habíamos conseguido nosotros.

Pues bien, como suponíamos, la Junta fue pagando a lo largo de 2012, primero el puente (1.500.000 €), después la 7ª fase del polígono (750.000 €)  y, de propina, otros 840.000 € de la 8ª fase del polígono que puede no ser efectiva hasta dentro de unos años.

Otero ha tenido mucho cuidado en no hablar nunca de esto, pero si, como herencia de nuestra gestión, le han ido llegando más de 3 millones de euros, es absurdo que se limite a sacar pecho por un remanente de tesorería de un millón. Lo que tiene que aclarar es qué piensa hacer con todo el dinero, porque, si no se van a cancelar los préstamos de los bancos, perfectamente se podría hacer frente a los casi dos millones de euros que cuesta la nueva traída de agua, para no tener que volver a subir su precio a los vecinos, y aún sobraría otro millón para bajar impuestos.

Benavides.- Cuando accedimos a la gestión municipal Bembibre tenía un remanente negativo de tesorería. No solo se había gastado todo lo que había llegado, sino que además se debía dinero y en las cuentas afloraban los números rojos.

Para poder comenzar a andar, primero hay que tener un buen suelo donde apoyarse. Bembibre comienza a disponer de tesorería y ese es el comienzo positivo que nos permitirá afrontar otros retos. ¡Qué lejos quedan ya esos meses en los que el personal municipal cobraba su nómina con retrasos considerables!, esto se ha acabado. Las nóminas garantizadas, los pagos a proveedores garantizados, los pagos bancarios garantizados. En año y medio y con “La que está cayendo” Bembibre comienza a tener una estabilidad de la que carecía.

BD.- Casi el 30% del presupuesto está destinado a inversiones, aunque la mayor parte corresponden al plan del carbón ¿Piensan que efectivamente se liberarán los fondos necesarios para poder llevarlas a cabo?

Rey.- Ya hemos dicho que nos parece una desvergüenza que hayan metido ese dinero de la 9ª fase del polígono industrial en los dos últimos presupuestos para que pareciera el doble. Si es que ven viable su ejecución, bastaría con incluirlo en uno de ellos. Pero es que no hay tal viabilidad tampoco: por no haber, no hay ni Plan del Carbón, y en el caso de que lo haya, el Gobierno ha anunciado que los fondos de reactivación se destinarán exclusivamente a proyectos con convenios firmados o con obras en ejecución. Ninguno de esos requisitos se da en este caso y sí, en cambio, en Las Casas del Hombre, que es lo que tiene que conseguir Otero, que se dejen en la Junta de tomarle el pelo y que se las paguen.

Benavides.- Nosotros somos totalmente realistas y a este proyecto lo calificamos como de “fiabilidad baja”. Es cierto que hay proyecto para relanzar el plan del carbón, y es cierto que de relanzarse los polígonos industriales tendrían preferencia sobre otros proyectos. Pero este equipo de gobierno no vende humo, ni adjudica obras por que “Alguien te prometió algo por teléfono”. Esas actuaciones temerarias nos han llevado a la situación que nos encontramos.

Si los planes del carbón se desbloquean, el proyecto de la 9ª fase del polígono se pondrá en marcha, pero no antes. Dando que hay alguna pequeña posibilidad (Por remota que sea) de que esto salga adelante, nuestra obligación es presupuestarlo, pero evidentemente no depende de nuestra gestión municipal.

BD.- Además se han presupuestado 543.000€ procedentes de fondos propios ¿Es criticable que se destinen los fondos municipales a inversiones?, ¿Podrían haberse hecho estas inversiones con fondos externos?

Rey.- Todo eso estaría muy bien si ese dinero supusiera un tanto por ciento de subvenciones o fondos de otras administraciones supramunicipales que contribuyeran a hacer esas obras, como ha ocurrido siempre. Pero emplear íntegramente el dinero de los vecinos en inversiones es confesar que esas inversiones hacen falta y no se es capaz de traer dinero de fuera.

¿Dónde están las obras esenciales que prometió Otero, la estación de autobuses, el centro de salud, la salida del polígono, el cuartel de la Guardia Civil? Ni obras esenciales ni no esenciales. No solo no viene nada sino que nos quitan lo que teníamos, como es el caso de la escuela taller, que llevaba funcionando aquí 18 años. Y eso que él se hartó de decir en las elecciones que no necesitaba luchar ni reivindicar nada, que él tenía las llaves que abrían las puertas que guardaban  todos los dineros. Esa llave debe de haberse oxidado.

Benavides.- Desde la oposición es fácil hacer populismo y decir que por nuestra mala gestión no se consiguen fondos externos. Pero todo el mundo sabe que esto es una falacia y un sinsentido. Los fondos externos se han acabado para todos y en todos los ayuntamientos, y se han acabado porque este país era una ruina y gracias al ahorro extremo ahora no estamos viviendo una situación similar a la de Chipre. Que sea el partido Socialista el que nos reproche la falta de subvenciones cuando ellos nos llevaron donde nos llevaron, es cuando menos surrealista.
 
Financiar con fondos propios las inversiones demuestra que la gestión es óptima, y que a pesar de la crisis Bembibre está afrontando mejoras para sus vecinos. Calles, depuradoras, parques… no mausoleos donde enterrar el futuro por el mero hecho de legar tu nombre en una placa.

BD.- El equipo de gobierno anunció también durante el Pleno una próxima bajada de impuestos. ¿Qué valoración pueden hacer de este anuncio? 

Rey.- Es una estrategia que domina Otero a la perfección y que puso en práctica en Folgoso con excelentes resultados electorales. Otero se pasa tres años subiendo impuestos y, justo antes de las elecciones, baja una pequeña parte de lo que ha subido. Como la gente solo se queda con lo más reciente, Otero gana por mayoría absoluta.

Otero, en Bembibre, hasta ahora ha ahorrado para el Ayuntamiento a costa de desahorrar a los vecinos, es decir, a costa de quitarles más dinero subiéndoles los impuestos, y eso que en su programa decía que los iban a bajar. Se disculpa con las actualizaciones al IPC que hacen cada año, pero no es eso solo: han subido el IBI un 20 %, la guardería un 40 %, la depuración un 24 % y así sucesivamente. Así que el que se quiera dejar engañar, allá él.

Benavides.- El crear las bases económicas que permitieran bajar los impuestos es un compromiso electoral de nuestro grupo. Nunca en Bembibre se han bajado los impuestos y cuando nosotros accedimos al gobierno, muchos de esos impuestos ya estaban tan altos que ni siquiera podía actualizarse la subida del I.P.C.

Estos presupuestos son la prueba de que se están creando esas bases y de que pronto comenzarán a dar resultados  en el sentido de una bajada real de impuestos. Este tipo de actuaciones es muy difícil, en estos momentos casi nadie puede hacerlo. Nuestro alcalde ya lo hizo en su día, y por eso mismo sabía como hacerlo, a pesar de que la realidad con la que se encontró fue diametralmente distinta a la que se esperaba.

Esta medida reducirá la presión fiscal de empresas y familias, y unido al pago puntual a proveedores, permitirá que familias, autónomos y resto de empresas, tengan un respiro económico que les permita continuar su actividad o incluso crecer en un futuro próximo.

BD.- Respecto a la partida destinada a emergencias sociales (30.000 euros), cuatro veces más que en 2012 ¿qué conclusión podemos sacar desde el punto de vista social? 

Rey.- Esto no puede presentarse como un logro sino como un deber elemental de justicia social. Por desgracia, estamos ante la cara amarga de la crisis y, si tampoco se hace nada en este ámbito, el Ayuntamiento sencillamente podría desaparecer. Ya nos gustaría que no se tuviera que utilizar esa partida, pues significaría que en Bembibre todos sus vecinos viven bien, pero hay que atender a todas las personas que se encuentren en situación de desprotección y de exclusión social, no hay más remedio. Hasta Otero ha tenido que acabar entendiéndolo. Formamos parte de una sociedad que tiene que trabajar más y mejor para ofrecer a todos alternativas de futuro. Si no, habremos fracasado como políticos.

Benavides.- En estos presupuestos la partida destinada al patronato de acción social aumentó en un 10%, lo que ya es claramente llamativo. Pero además se creó una partida especial de 30.000 euros para emergencias sociales con el fin de atender este tipo de problemas.

La crisis está golpeando muy duro en todos los sectores, pero los más desfavorecidos lo viven de un modo especial, dramático incluso. Nuestro equipo de gobierno es sensible a los problemas sociales y somos conscientes de que se avecinan tiempos difíciles en los que prestar ayuda a los necesitados ha de convertirse en algo prioritario. Para algunas personas de nuestro entorno lo esencial no son las grandes obras, sino el subsistir cada día, y es ahí donde nosotros tenemos que estar presentes.

BD.- Para finalizar, y en pocas palabras ¿Qué resumen harían de los presupuestos municipales para el ejercicio 2013?

Rey.- No hace falta insistir: estos presupuestos son un apaño para lavar la cara ante la gente y que deje de decir que no se hace nada. Muy en el estilo de Otero, que no debe de decirle la verdad ni al médico. Se está destruyendo progresivamente Bembibre y así no hay manera de aguantar dos años más.
 

Benavides.- Básicamente podemos resumirlos con tres términos: Realistas, inversores y sociales.

Realistas, porque las partidas de ingresos están garantizadas, lo que permite garantizar los pagos.

Inversores, porque a pesar de la situación de crisis se está en disposición de acometer obras que beneficien claramente a nuestros vecinos. No solo a Bembibre, sino que por primera vez se pueden apreciar unos presupuestos que tienen presentes actuaciones en todas las pedanías de nuestro ayuntamiento.

Sociales, porque la vocación de ayuda está presente en todo momento, y se intenta tener presente siempre,  precisamente  a aquellos que menos tienen.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador