Transcripción literal del comunicado de prensa del PSOE

Otero no sabe lo que se trae entre manos y encima demuestra que no aprende. Le acaba de decir el Tribunal de Cuentas que no procede tramitar su denuncia, porque no aprecia perjuicio alguno para los fondos públicos del Ayuntamiento de Bembibre, y él zurra y dale que sí, que hay un perjuicio de 2,3 millones de euros, porque él sabe más que el Tribunal de Cuentas. No le importa dar esa cifra cuando sabe que la obra ejecutada y certificada ronda el millón de euros, así que, como con el precio del agua, seguro que pretende sisarles la diferencia a los vecinos.

Otero está en todo su derecho a recurrir, pero no pretenda hacernos tontos a todos con sus chascarrillos. No recurre el que gana, recurre el que pierde, por tanto, NOSOTROS NO MENTIMOS al decir que el Tribunal de Cuentas “ha rechazado incoar el expediente de las Casas del Hombre”. Es ridículo que ponga como prueba que le han admitido el recurso a trámite cuando todos los recursos por ley se admiten a trámite, y eso no significa ni mucho menos que le vayan a dar la razón.

NOSOTROS TAMPOCO MENTIMOS cuando decimos que la resolución del Tribunal de Cuentas menciona a la Junta de Castilla y León y al Instituto del Carbón. Es en el segundo párrafo del fundamento jurídico único y dice que las obras fueron suspendidas porque la Consejería de Turismo y la Dirección General de Minas no habían generado el convenio de financiación. ¿Quién tenía que generar el convenio, ellos o el gobierno socialista de Bembibre? Pues entre ellos y Otero está la culpa y que deje de mirar para nosotros. Y de paso, que se lea la resolución.

La única “golfada” que está soportando Bembibre en este caso es la incompetencia de un alcalde que el 24 de junio de 2011 firmó un contrato para realizar esta obra sin comprobar que había fondos, la mandó comenzar el 29 de agosto de 2011 y no la paralizó hasta el 14 de mayo de 2012, que fue cuando se percató de que la Junta no mandaba dinero. Solo un incompetente se atreve a decir después que la culpa es de los socialistas, que lo engañaron al dejar el gobierno municipal, y que fue “aconsejado por el equipo técnico y jurídico del consistorio” para dirigir la denuncia al Tribunal de Cuentas. Como siempre, echando balones fuera y dejando el papelón a los funcionarios municipales.

Lo que tiene que hacer Otero es dejarse de rollos y dar contestación a las ocho preguntas que le hicimos para que explicara a los vecinos de Bembibre por qué hizo lo que lo que hizo. Mientras no responda, seguirá eludiendo las responsabilidades que le corresponden desde el 11 de junio de 2011 de la forma que mejor sabe, echando la culpa de todo lo malo a los socialistas y demostrando, una vez más, que Bembibre le queda muy grande.

warhol_360