El Pleno de Bembibre dio el visto bueno esta tarde con lo voto contrario del Partido Socialista a las medidas de reducción y contención de impuestos que el equipo de gobierno ha venido anunciando en las últimas dos semanas. Un voto que el portavoz de la oposición, Manuel Ángel Rey, justificó no por estar en contra de la bajada de impuestos en sí, si no “en contra de la política que han seguido”.

El equipo de gobierno ha dado luz verde a la reducción del impuesto de vehículos un 20%, el 70% del IAE, una rebaja a la expedición de documentos del 50%, bonificaciones para escuela de música, y congelación del resto de tasas precios e impuestos salvo el IBI, que subirá un 0,3%.

Fue en el marco de un debate que subió el tono en los puntos tercero y cuarto referentes a la modificación de las ordenanzas con dos puntos de vista completamente opuestos: mientras el equipo de gobierno presenta una bajada de global de los impuestos y tasas, el PSOE se remite a los números de 2011 para justificar que la reducción es muy inferior al incremento anterior.

“El voto en contra es porque primero suben 1,5 millones entre tasas e impuestos y ahora bajan 134.000”, criticó Rey. “A nosotros nos encantaría que bajaran los impuestos a las tasas e impuestos de 2011 y a partir de ahí que bajaran los impuestos que fue lo que prometieron que hicieron”. En la sesión Rey llegó a comprometer el voto favorable de la oposición si el equipo de gobierno hubiera mantenido los impuestos vigentes del último año del gobierno del PSOE y “no hacer las subidas brutales que hicieron y luego bajar en tasas el chocolate del loro y el IVTM, pero es una brutalidad lo que hicieron con el IBI”, cuya subida se ligó al Plan de Ajuste del pasado año. Rey valoró la reducción del impuesto de vehículos que “es importante, y no nos importa reconocerlo”, pero pidió partir de cero de cero con las cuentas de dos años atrás.

El portavoz del equipo de gobierno, Sigifredo Benavides, expresó que “este equipo de gobierno ha conseguido bajar los impuestos, algo que nunca en la historia se hizo”. Criticó los argumentos del PSOE con arreglo a que “todos los años que ustedes gobernaron actualizaron el IPC”.

Benavides citó un extracto del acta del Pleno de 2012 que aprobó una subida de impuestos y tasas cuando Rey manifestó que “esperaba que la propuesta fuera una congelación”, con lo que reprochó a los socialistas su oposición a esta medida.

Por su parte, Otero reiteró que con esta medida “vamos a cumplir ese compromiso” que, aseguró, no se inició antes porque “teníamos que ajustar las cuentas”. “Hemos dejado muy claro que hemos bajado tasas, impuestos y hemos tenido un trato especial con el polígono porque después de pretender que los ciudadanos paguen menos, que lo van a notar en sus bolsillos, es muy importante en el polígono”.

En la sesión el PSOE cuestionó la rebaja de la tasa del agua en Las Ventas de Albares, que pasa de 0,12 a 0,07, cuando en Bembibre sube el IPC más un punto porcentual. “A Torre se rebaja el agua, pero a los vecinos de Bembibre no, y también suministran el agua a Castropodame y no hay esa rebaja”. Asimismo, reprochó al ejecutivo local que no hubiera corregido la tasa de depuración que Rey calificó de “ilegal” porque su aplicación era por un periodo de tiempo concreto.

Benavides echó en cara a Rey que no fue el PP el que firmó el contrato que supuso la privatización del servicio de agua, que contempló un incremento del IPC más un 1 punto durante 25 años. “Ustedes hipotecaron a Bembibre, y supone que aunque el IPC no suba nada el agua va a subir 25 puntos en 25 años”. Respecto a la tasa por depuración, responsabilizó a los socialistas por no haber pagado los gastos correspondientes para los que crearon aquella tasa.

El debate acalorado de la sesión lo protagonizaron Manuel Ángel Rey y José Manuel Otero en un momento en que entraron en una discusión sobre quién tuvo que pagar ciertos servicios.

 

 

Un minuto de silencio por el accidente del lunes

El Pleno guardó un minuto de silencio en recuerdo de los seis mineros fallecidos en Pola de Gordón el pasado lunes, entre ellos el bembibrense Carlos Pérez, que fue enterrado ayer miércoles. En la última jornada de luto regional, la sesión plenaria sirvió para expresar sus condolencias y muestras de dolor a los familiares, amigos y compañeros.

La sesión también aprobó los festivos locales para 2014, que será los días 12 y 15, coincidiendo con viernes y lunes, en plenas Fiestas del Cristo, y la adaptación de la ordenanza en materia de ruidos y vibraciones a la norma general de 2009.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

warhol_360