Transcripción literal del comunicado del PSOE

Las declaraciones de ayer ante el juez de Otero y todos sus concejales se han saldado con la sorpresa de que ninguno ha reconocido ser el autor de la nota de prensa motivo de la querella de Rey, ni saber quién la redactó, ni quién la envió a los medios informativos. Aunque Otero se ha hartado de decir que la querella era “surrealista” y que no se utilizaron términos difamatorios, ni él ni los demás quieren responsabilizarse de lo que recogía la nota y muy en particular de la acusación a Rey de haberse apropiado de fondos públicos para pagar favores de partido. 

Queremos recordar que la nota de prensa lleva fecha de 19 de enero de 2012, encabezando con el anagrama del “Partido Popular (Concejales del Partido Popular de Bembibre)” y terminando con la identidad como suscribiente de “Roberto Enrique Fernández. Portavoz del equipo de gobierno de Bembibre”.

Pues bien, ante la amnesia general, ni siquiera Otero y Roberto Enrique Fernández, que fueron los que hicieron las declaraciones en aquel momento, se han reconocido autores de la nota de prensa ni que supieran nada de ella antes de publicarse, aunque el exconcejal le ha indicado al juez que sospecha que la redactó Sigifredo Benavides, concejal y presidente del Partido Popular de Bembibre.

Sin embargo, Benavides, en su declaración judicial, ha negado que él elaborara la nota y ha dicho que podría haberla hecho “cualquiera de los miembros del equipo de gobierno, desde el alcalde a cualquier concejal, y cualquiera de los miembros de la junta local del PP, que está integrada por el declarante como Presidente más otras personas aproximadamente en número de diez, y que cualquiera de ellos pudo haber redactado la nota”. Ante estas declaraciones el juez ha acordado que se le facilite la relación de los integrantes de la junta local del PP.

También Benavides, contra lo que han dicho la mayoría de los declarantes, ha reconocido que “tanto los miembros de la junta local como el equipo de gobierno sabían que se iba a mandar una nota a los medios” y “cree que la remisión de la nota se acordó en el seno de una comisión de gobierno a la que asistieron además otros concejales que no eran miembros de ella”.

Ayer, ante el juez, ha quedado de manifiesto la cobardía de Otero y sus concejales para asumir las consecuencias del linchamiento político que, a base de mentiras y calumnias, trataron de hacerle al portavoz del partido socialista.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
warhol_360