El presupuesto municipal para 2014 volverá a contemplar una partida extraordinaria para atender emergencias sociales en la población por importe, al menos, de 30.000 euros. En este momento aún no están cerradas las cuentas para este año pero el alcalde ya avanzó que el Ayuntamiento seguirá atendiendo estas necesidades como mínimo con el mismo importe que en 2013.

“No va a haber menos dinero pero sí pretendemos ampliarlo, aunque todavía tenemos que cerrar todos los números”, declaró Otero, que en cualquier caso aseguró que el Ayuntamiento no va a dejar de lado ninguna emergencia social incluso aunque se agote la partida concreta. 

Esto es, precisamente, lo que sucedió durante 2013 en que esta previsión de 30.000 euros se agotó poco antes de fin de año “y nosotros seguimos haciendo las aportaciones que fueron necesarias después de haber confirmado esa necesidad”.

En consecuencia, el primer edil reconoció que esta partida podría no ser suficiente este año pero también destacó que una vez haya concluido la rehabilitación de las antiguas viviendas de los maestros el Ayuntamiento podrá derivar aquellos casos extremos que no pueden ni hacer frente a un alquiler. “Y si no aún así no fuera suficiente al finalizar el año buscaríamos la fórmula para pagar las necesidades de los bembibrenses cuando nos necesiten”, concluyó.

 

Más del 90% de las peticiones aceptadas

El alcalde aseguró que el Ayuntamiento da el visto bueno a las ayudas una vez ha pasado una verificación estricta para determinar la necesidad real en el momento de la solicitud. Un proceso que es rápido para evitar demoras que perjudiquen a los solicitantes, pero que debe pasar unos filtros muy concretos.

Por un lado, el Ayuntamiento nunca paga dinero en efectivo a los solicitantes, sino que paga a terceros. Una mensualidad del alquiler, el recibo por algún servicio a la compañía concreta, carbón o cualquier otro carburante. “Nosotros valoramos la ayuda que necesitan y pagamos, pero no al interesado que nos solicita la ayuda”, destacó el alcalde.

Respecto al porcentaje de aceptación, Otero aseguró que el Ayuntamiento ha estimado más del 90% de las peticiones, “pero aún hay algún porcentaje de casos que no reunían los requisitos y tuvimos que rechazarla”.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY} 

warhol_360