Emplazamiento donde se ubicará la escultura de Álvaro Yáñez y Beatriz Osorio

Transcripción literal del comunicado de prensa del PSOE

Bembibre ha sido siempre agradecido con Gil y Carrasco y con su obra. Tienen dedicados los dos institutos de enseñanza secundaria, la escuela de música municipal, el parque principal con un busto del autor, el parque y dos calles de acceso en El Palacio, y toda una barriada de nuestra villa con los nombres de las calles dedicados a personajes de “El Señor de Bembibre”.

A pesar de todo, no nos parece mala idea dedicar un conjunto escultórico a las figuras principales de la novela que ha inmortalizado a Bembibre, porque todo cuanto se haga por homenajear a Enrique Gil y Carrasco, y más con motivo del segundo centenario de su nacimiento, es un compromiso que llevamos en los genes los habitantes de Bembibre.

Lo que no nos parece bien es que el conjunto escultórico se ponga en este momento en que la inactividad se justifica con la crisis. Se han dado todos los detalles de la obra (autor, motivo, dimensiones, etc.), todos los detalles, MENOS UNO: LO QUE CUESTA. Esto lo ha ocultado Otero porque no le interesa que se sepa. Pues bien, cuesta 64.372 euros, que es una cantidad respetable para estos tiempos, tanta que ha obligado a desbordar la inversión prevista en el último presupuesto municipal, donde aparecían destinados 40.000 euros, que tampoco estaba nada mal.

No se debe de emplear esa cantidad cuando están pendientes de satisfacerse necesidades mucho más elementales, cuando las fiestas se celebran en penumbra y cuando vivimos, por parte de este equipo de gobierno, en una política permanente de recortes que afecta a todos los servicios que se prestan al ciudadano. No se puede presumir todos los días con lo que se está ahorrando a costa del bolsillo de los bembibrenses y, de repente, gastarlo en algo que no es apremiante, que puede esperar y sobre lo que no existe una demanda social que lo justifique.

Hay que tener en cuenta, además, que la obra no cuenta con ningún tipo de subvención, es decir, la vamos a pagar entre todos. Una vez más, se demuestra la nulidad de Otero y su equipo para conseguir fondos de las Administraciones superiores y que lo poco que están haciendo ni mucho menos justifica los impuestos que pagamos. Es la enésima prueba de que Bembibre, a Otero, le queda muy grande.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
warhol_360