La concejala, junto al cartel del FestivalEl Festival del Botillo lo pagarán este año los bembibrenses de forma íntegra. Así lo puso de manifiesto Nancy Prada, presidenta del Patronato Municipal de Fiestas, que constató que ni Diputación de León, Junta ni Estado aportan cantidad para la organización y producción del Festival. Sólo Diputación aprobó una subvención de 869 euros que el Ayuntamiento rechazó por considerarla insuficiente, al margen de la aportación de la institución provincial para la Feria Agroalimentaria, que asciende a 1.500 euros.

Pero el Botillo, que supone un desembolso superior a los 100.000 euros, recae en Bembibre a pesar incluso de tener una trascendencia nacional. “Tristemente, siendo la segunda edición con reconocimiento nacional nuestras instituciones en la cadena jerárquica, tanto Diputación como la Junta, no ha habido a bien a que apoyen financieramente el Festival”, lamentó la concejala. “En el caso de la Junta de Castilla y León, las motivaciones en la última justificación parece ser que no valoran que tenga incidencia suficiente en población”, expresó, y “en el caso de Diputación de León, la última adjudicación de subvención que corresponde a la edición anterior es de 869 euros para este nivel de inversión y apuesta de Festival Nacional”. Con ello, el Ayuntamiento ha anunciado que rechaza esta subvención, en tono irónico “para que sea dedicado a fines más loables de la Diputación de León”.

Pero tampoco el Estado aporta financiación para la organización. Nancy Prada manifestó que se están buscando vías de ayuda económica en el Ministerio de Industria y Turismo y que se inició el pasado año coincidiendo con la primera edición de trascendencia nacional. “Es difícil llegar a este nivel y ahora sostenerlo si no es con algún respaldo institucional es imposible mantener esta línea”. Así las cosas, sube un escalón el Botillo en trascendencia, pero no se ha notado aún en el apoyo económico.

El cartel, de Joaquín Herrera

El profesor de dibujo Joaquín Herrera se llevó el premio del cartel del Botillo. Es un diseño “que nos ha gustado mucho por el carácter modernista pero a la vez la presencia del Botillo sin estar el Botillo. El trabajo imaginativo por jugar con las letras con la cazuela y el botillo en ebullición nos ha llevado a todos a elegir este trabajo”, dijo Nancy Prada.

Joaquín Herrera es profesor de dibujo en el Gil y Carrasco, y también lo fue en el Álvaro Yáñez.

En el concurso han participado 21 trabajos.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador