El grupo municipal socialista de Bembibre  ha anunciado que llevará la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de León a la Fiscalía para que abra una investigación por la anulación del contrato con Clece para la gestión conjunta de residencia y piscinas climatizadas incluyendo las piscinas de verano.  La oposición del PSOE duda de la tramitación que llevó a cabo el equipo de gobierno “no vaya a ser que, en este caso, además de ilegalidades haya algún delito”.

Los socialistas rechazan los números de Otero, que valoró el ahorro en 158.000 euros anuales -la cantidad que no pagaría a la adjudicataria en virtud de los nuevos acuerdos-. La oposición contradice esta versión y asegura que mientras el Ayuntamiento pagaba “154.663,50 euros” por las piscinas, Clece abonaba al Ayuntamiento 121.987,32 euros por la residencia. La diferencia que pagaba el Ayuntamiento, advierte el PSOE, era de 32.676,18 euros.

Sobre estos hechos, añaden que en las nuevas condiciones las piscinas pasarían de cerrar durante el mes de agosto al cierre de junio a septiembre, “y, para compensar un supuesto desequilibrio económico a la empresa, no tiene mejor ocurrencia que adjudicarle a dedo las piscinas de verano, sin tramitar ningún expediente de contratación y sin ningún informe económico que justifique tal desequilibrio”.

Asimismo, denuncian que en su momento advirtieron de esta “irregularidad que estaba cometiendo” y que finalmente el alcalde “tiró para adelante sin escucharnos”. “Decía que ahorraba cientos de miles de euros al Ayuntamiento pero no sabía ni por dónde andaba”.

Por eso, dicen que el Ayuntamiento dejaba de pagar 32.676,18 euros “a costa de reducir el período de funcionamiento de las piscinas climatizadas, pero Clece no perdía nada porque, tratándose de un servicio deficitario, también dejaba de pagar los gastos de explotación de la actividad y quedaba a pre”. “No había nada que compensar a Clece y, sin embargo, Otero le cedió a mayores la gestión de las piscinas de verano, que, aunque decía que eran deficitarias, le venían produciendo al Ayuntamiento unos 28.000 euros de beneficio anual”. En consecuencia, denuncian que además perdía esos 28.000 euros que ganaría a mayores la empresa. “Cuando Otero habla de pérdidas de 640.000 euros en toda la legislatura, está delirando y, lo que es peor, mintiendo”.

Asimismo, piden al alcalde que, si quiere recurrir la sentencia “que recurra, pero eso sí, que las costas las pague de su bolsillo”. Y concluyen que el regidor “no está defendiendo los intereses de Bembibre”. “Sabemos que los ciudadanos y el Ayuntamiento hemos perdido con este negocio hasta que se ha dictado esta sentencia. Lo que no sabemos es si alguien, además de Clece, ha ganado”.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

warhol_360