El IVTM y el IBI bajarán en 2015 un 3% y un 2%, respectivamente, tal y como aprobó el Pleno municipal este jueves. Una rebaja que tiene diferentes interpretaciones, y sobre la cual la oposición llegó a cuestionar un descenso real estableciendo una comparativa con el año 2011.

En una sesión que venía precedida por la polémica tras la sentencia del contrato de gestión conjunta de residencia y piscinas, el Pleno tuvo un marcado tono bronco incluso elevado por momentos, pero no llegó a medidas extremas como abandonos o expulsiones. Eso sí, hubo alusiones directas, acusaciones y contraacusaciones de mentir, y dos versiones muy diferentes.

El primero de los debates se centró en el incremento del recibo del agua, que cada año se actualiza conforme al IPC más un punto. El descenso del IPC un 0,2% coloca el incremento del recibo del agua un 0,8%, y la oposición criticó al equipo de gobierno que “tengan la espinita clavada con el recibo del agua”. El portavoz socialista, Manuel Ángel Rey, reprobó que “no dicen que ustedes también aplicaron estos porcentajes a la tasa de depuración, y eso lo aprobó usted”. Asimismo, Rey apreció un supuesto error en la aplicación de porcentajes que podría implicar un incremento del doble en la tasa del agua, en vez de un 0,8% un 1,6.

Por su parte, Sigifredo Benavides recordó que el contrato con Hidrogestión lo firmaron los socialistas, a los que acusó de haber “hipotecado al pueblo de Bembibre por 25 años”. Incluso, añadió, “ya me gustaría poder bajar esta tasa”. Sobre si existe o no error en la tasa, aseguró que lo pondrá en conocimiento de la interventora, y “si hay algún error lo reconocerá y lo cambiará”.

 

El IBI evidencia el distanciamiento

Pero el debate más intenso tuvo lugar en la modificación de la ordenanza reguladora de impuestos. Por un lado, la rebaja del 3% del Impuesto de Vehículos, sobre el cual el PSOE no sólo no se opuso sino que además reconoció el gesto. No ocurrió lo mismo con el IBI.

Rey acusó al equipo de gobierno de practicar una rebaja del 2% después de una subida derivada del Plan de Ajuste y una ulterior modificación que afecta a la revalorización. En este sentido, criticó el portavoz socialista, “hizo de tapadillo una revalorización y lo aplicó sobre el valor catastral” de tal modo que a pesar de la rebaja “los ciudadanos van a pagar más de lo que pagaban en 2011”. En conclusión, consideró que el IBI sube un 8% en lugar del descenso del 2%.

Tanto el propio Otero como Benavides respondieron a Rey que se trata de una medida aprobada por el Ministerio de Hacienda en todo el país, “vaya usted y discuta a Montoro las cosas de ese nivel”, dijo Otero. Benavides se mostró crítico por cuanto “el año pasado votó en contra porque bajábamos los impuestos a las empresas”, mientras este año cuestiona la rebaja del IBI. Explicó que el IBI estaba en el 0,70 y que “por imperativo del Gobierno para solucionar los problemas de la crisis y para que los ayuntamientos se financiaran de un modo óptimo, se subió un 10% durante dos años, no como usted dijo una vez un 10% cada año”. Y ya en 2014 “el catastro, que no nosotros, subió la valorización de los inmuebles y bajamos otra vez al 0,70”.

Rey aseguró que esta medida no se llevó a cabo en otras zonas, y acusó al Ayuntamiento de haberlo solicitado voluntariamente, no por imperativo de Hacienda.

 

Unanimidad para apoyar las emergencias sociales

El único punto del orden del día en que las partes alcanzaron un consenso pleno fue en la aprobación de una ordenanza reguladora de las emergencias sociales.

De esta forma, las ayudas por emergencia social se gestionarán de manera más rápida con unos requisitos que contempla la propia ordenanza.

Los socialistas aseguraron que ya lo habían solicitado hace dos años y felicitaron a la concejala Carmen Durán por haber impulsado esta medida. Fue el único punto del orden del día en que hubo unanimidad.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Comentarios  

0 #31 a nivel local que? 24-11-2014 01:44
Cómodo se rien de la gente pffff

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador